Opinión

PODRÍA SER LA COARTADA PERFECTA.  

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil. 

antonioxaguirre@gmail.com  

 

Hilando fino. Considerando lo que ocurre en el CONSEJO NACIONAL ELECTORAL con José Cabrera, miembro representante del PARTIDO SOCIAL CRISTIANO, quien es parte de la mayoría sólida junto a Diana Atamaint y Estela Acero, ambas simpatizantes de la izquierda progresista, siendo así, cualquier anormalidad podría ocurrir.  

Primero declaran que seleccionarán por sorteo a los 277.263 miembros de las juntas receptoras del voto, que serán los encargados de receptar los sufragios y luego escrutarlos; sería interesante conocer quienes prepararon el sorteo y en presencia de quienes lo hicieron o lo harán.  

Se conoce además que el proceso de adquisición de los equipos informáticos y el sistema de servidores ya fue declarado desierto porque ninguno de los oferentes cumplió con los requerimientos.  

Quedan pocas salidas. La primera, partir con un nuevo proceso abierto que el tiempo no lo permitiría o recurrir a la modalidad de régimen especial, lo que significaría una adjudicación directa, piense mal y acertará bajo qué régimen se harán las compras.  

Es importante señalar que tampoco existen los recursos económicos para actualizar los sistemas tecnológicos existentes, lo que facilitaría que algún país generoso entregue los sistemas con sus respectivos cambios necesarios para proclamar ganador a un Presidente de su tendencia, hecho que lo tenemos fresco en la memoria y se podría volver a repetir.