Internacional

El Poder Electoral venezolano dilata su decisión sobre el referendo revocatorio contra Nicolás Maduro

“Nuevas amenazas contra los trabajadores, así como contra las instalaciones, obligaron a suspender las actividades en las sedes del organismo”, se justificó el ente en un comunicado. La oposición exige que la consulta se realice este año

VENEZUELA. El Poder Electoral venezolano informó que postergará, debido a supuestas amenazas contra sus trabajadores, los anuncios que la oposición esperaba sobre la última fase de requisitos para el referendo que impulsan con el objetivo de revocar el mandato del presidente del país, Nicolás Maduro.

“Nuevas amenazas contra las trabajadoras y los trabajadores, así como contra las instalaciones del Poder Electoral, obligaron a suspender, este viernes, las actividades en las sedes del organismo electoral”, señala un comunicado del Consejo Nacional Electoral (CNE).

El órgano de votaciones reiteró que no aceptará presiones de las organizaciones políticas y explicó que decidió no trabajar este viernes “luego de conocidas diversas convocatorias a protestas en las adyacencias de las sedes (del CNE) en todo el país”, las cuales, agregó, “se han visto violentadas en diversas oportunidades”.

Las cuatro rectoras y el rector electoral iniciaron el miércoles las discusiones para definir cómo se desarrollará la jornada donde los solicitantes del revocatorio intentarán cumplir el último requisito previo a la convocatoria de la consulta, proceso que el CNE estima convocar para fines de octubre.

El Poder Electoral indica que esta discusión debía culminar este viernes pero que, en vista de la suspensión de actividades, “el tema sólo podrá ser retomado el próximo lunes”.

“Esta sería la tercera oportunidad en la que, ante posibles hechos de violencia, el Poder Electoral se ve obligado a suspender sus actividades”, añade el comunicado.

La oposición venezolana volvió a marchar este viernes en todas las capitales del país para exigir un pronunciamiento del CNE, al que acusan de retrasar al menos 117 días el proceso con el que pretenden revocar al jefe de Estado venezolano.

Estas manifestaciones estaban previstas para el miércoles y fueron cambiadas al viernes para esperar el planteamiento del CNE de cara a la siguiente fase en el camino del referendo, que consiste en la recogida de apoyos equivalentes al 20% de los inscritos en el censo electoral, unos 4.000.000 de votantes.

Entre las condiciones que exige la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se destaca el que la recogida se lleve a cabo durante tres días en todo el país y que, para tal fin, el CNE disponga de al menos 19.500 máquinas en 6.500 centros de votación. (Internet/ La Nación)