Deportes

El plan de Zidane para la portería del Real Madrid

El entrenador galo defiende la «buena temporada de Keylor» y destaca el papel de Kiko, motivos para no cambiar de idea. Navas para Liga y Champions, y Casilla para la Copa

ESPAÑA. Dicen algunos maestros del fútbol que cuanto más tiempo estás sin perder, más cerca te encuentras de la derrota. Una reflexión con muchas interpretaciones y poco de axioma, según otros gurús del deporte rey. El caso es que el Madrid encadenó una racha mágica nunca vista en la historia del fútbol español, que sentó unos cimientos de equipo (casi) invencible. Y basándose en esa construcción y la ausencia de complacencia, Zidane y sus jugadores pretenden levantar la cabeza: «No me pareció positiva la derrota en Sevilla. Me hubiera gustado seguir ganando. Tuvimos 85 minutos muy buenos pero los últimos cinco fueron así, así. Nos faltó concentración. Eso demuestra que hay que estar metidos en los partidos hasta el pitido final. Lo hemos hablado, y el objetivo es que no vuelva a suceder», explicó el entrenador francés.

Buena prueba esta noche ante el Celta para comprobar cómo asimila la bofetada un grupo de jugadores habituado a tumbar rivales, se llamen como se llamen. Cuarenta partidos y nueves meses y medio después, el gusanillo de revancha volverá a pasar por el estómago de los jugadores del Real Madrid, entre ellos por el de Kiko Casilla, portero titular en la Copa, como lo es Navas en Liga y Champions. Un plan que Zidane no piensa modificar, pese a las críticas por la actuación del costarricense en el Pizjuán: «A Keylor le veo muy bien. Siempre se puede pedir más a un portero, o a cualquier otro jugador, pero estuvimos cuarenta partidos sin perder y estaba él. Casilla también está haciéndolo muy bien cuando le toca jugar. No creo que haya que darle más vuelta a este asunto. No voy a cambiar nada de lo que tenía pensado», sentenció Zidane.

Su alegato de defensa sobre Keylor y el respaldo a Kiko confirman lo contado ayer en ABC. Zidane no le ha tomado la matrícula a Navas ni a nadie por el partido de Sevilla. Considera que los errores individuales forman parte del fútbol, y en la balanza los señalados dan mucho más que quitan. También Benzema: «¿Karim no puede perder un balón en el centro del campo? Los jugadores no pueden hacer partidos perfectos. No intento convenceros de nada, pero yo lo veo así».

Cristiano, dos años después

El 15 de enero de 2015, hace ya dos años, fue la última vez que la Copa del Rey disfrutó de la participación de Cristiano. Entonces, el Madrid quedó apeado en octavos por el Atlético y desde aquella eliminación, Ronaldo no ha jugado ni un solo minuto en un torneo que ha ganado en dos ocasiones (2011 y 2014). La pasada temporada, el portugués no estuvo presente en el numerito de Cádiz que supuso la tempranera eliminación federativa de los blancos por la alineación indebida de Cheryshev. Y en el vigente torneo del K.O., Ronaldo aún no había sido convocado en ninguno de los cuatro partidos de las eliminatorias contra la Cultural y el Sevilla. Esta noche, ante el Celta, Cristiano por fin aparece en Copa.

También regresa Isco, baja en el doble duelo ante los hispalenses de la pasada semana. Noticia positiva para Zidane, teniendo en cuenta lo apretado del calendario: «Tenemos muchos partidos. De ahora hasta finales de marzo, antes del parón de selecciones, jugaremos cada tres días y necesitaremos a todos. Lo bueno es que recuperamos a algunos futbolistas. Y eso significa que voy a tener que pensar mucho para hacer el once. Pero eso es bueno para el equipo».

En el Celta, Berizzo tiene a toda su plantilla disponible, excepto al apartado Orellana. Tras alcanzar las semifinales el pasado curso (llegó a eliminar en cuartos al Atlético), el conjunto gallego se ve capacitado para repetir la gesta: «Es un gran desafío. Nos vamos a medir al mejor equipo del mundo. Necesitamos una buena actuación, ser nosotros mismos, para que dentro de siete días el partido de Balaídos tenga vida», explicó el técnico argentino. (ABC/LA NACIÓN)