Economía

Plaga bananera altera la rutina y los costos de los productores

El gris del asfalto contrasta y se pierde en el horizonte enmarañado del verde intenso de las plantaciones de banano.

Es miércoles, son las 07:00 y desde lo alto del bypass de la vía a Santa Rosa (El Oro), las hojas se extienden hasta donde llega la vista. Es solo una mínima parte de las casi 60.000 hectáreas que tiene esa provincia.

Pero en menos de un mes el blanco tomó protagonismo: es el de la cal que anuncia el ingreso a alguna finca. Se la esparce para desinfectar todo lo que camine o ruede por el sitio. Es solo uno de los cambios que llegó con la alarma del Fusarium raza 4, confirmado en Colombia a inicios de agosto.

A esto se suman los rodaluvios (lavallantas), pediluvios (lavapies), soluciones de agua y cloro y carteles con información que los productores han aplicado en su afán de contrarrestar la llegada de la plaga.

En la vía a Pasaje, Ángel Macas instaló un pediluvio de cemento al ingreso de su finca de 10 hectáreas. También colocó carteles con las medidas de bioseguridad que visitantes y trabajadores deben cumplir para ingresar a su plantación. “No es gasto, es inversión, pero no estaría mal que las asociaciones ayuden a los pequeños productores con un bono para que no salga de sus bolsillos”, sugiere.

A Galo Medina, socio propietario de la finca La Bolívar, en la parroquia El Cambio, le costó $ 4.000 la construcción de un rodaluvio, una especie de pequeña piscina donde los vehículos desinfectan las llantas antes de ingresar a su finca que tiene de 70 hectáreas.

Preocupado ante la amenaza del Fusarium, asegura que la ‘inversión’ es poca comparada con el daño que ocasionaría. “Nos quedaríamos sin trabajo”, dice tajante Medina, que es parte de la Asociación Agropecuaria La Guayas, junto a las fincas La Brigada y La Central, que suman 93 ha; y en las que ya se hacen otros rodaluvios.

Reconoce que antes de ser capacitados por Agrocalidad él y su personal no conocían sobre el Fusarium raza 4. “Ahora ya sabemos cómo se transporta, qué debemos hacer y cómo evitar que llegue el hongo”, sostiene Medina, quien cree que las grandes empresas deben apoyar a los pequeños a prepararse. Esto, tomando en cuenta que en El Oro existen cerca de 5.000 productores, de los cuales cerca del 90% son pequeños.

La Corporación San Miguel de Brasil, que recibe banano de unos 130 pequeños productores, es una de las empresas que brinda capacitación e insumos, asegura Michael Calle, administrador del predio Agrícola Palenque, donde la empresa tiene 32 hectáreas de banano.

Calle asegura que técnicos de la empresa recorren las plantaciones dando capacitación sobre el hongo que fueron reforzadas por Agrocalidad.

Además, “generamos más de 80.000 litros de biofermentos enriquecidos con microorganimos que nuestros productores están llevando y aplicando”, dice Calle; al asegurar que fortalecer los suelos sería una solución para contener la plaga.

Calle señala que las medidas contra el hongo se aplican desde año y medio. Emplean fumigación a los vehículos, pediluvios con cal y preparan un sistema de ozonificación por aspersión en el que invirtieron alrededor de $ 3.000.

“Si hacemos un rodaluvio, posiblemente no toque el chasis del carro y el hongo saltó ya el rodaluvio, entonces con ese sistema queremos hacer un baño tanto por afuera como por debajo del carro”, explica.

Opiniones: 
Alfredo Saltos: ‘¿Cómo saben que el raza 4 no esta aquí?’

En los años setenta Alfredo Saltos fue director del Programa Nacional del Banano y lideró el cambio del Gros Michel al Cavendish tras el azote del raza 1. Para el también exministro de Agricultura, los controles para evitar el raza 4 son una ayuda, pero no hay “ninguna seguridad” y cree que la solución sería hallar una variedad resistente; sin embargo, lamentó la falta de presupuesto para la investigación y la falta de recursos del Ministerio de Agricultura.

Añadió que no existe certeza de que el hongo no esté ya en el país e indicó que debe existir una movilización nacional por lo que representa el banano.

Universidad Agraria: ‘Se invertirá en investigación contra hongo’

La Universidad Agraria del Ecuador tiene planificado invertir en el desarrollo de varios programas de investigación que buscarían hallar algún tipo de control biológico a través de microorganismos que puedan contener al Fusarium raza 4. “En la naturaleza, si hay un hongo, hay otro hongo para controlarlo, para hacerlo crecer, ese es el control biológico”, explicó a Diario EL UNIVERSO un vocero del Instituto de Investigación de la entidad.

Una vez iniciado el proyecto se prevé que genere los primeros dos resultados en aproximadamente dos años.

Byron Paredes: ‘Capacitación debe ser para más pequeños’

Para Byron Paredes, presidente de la Asociación de Productores Bananeros del Ecuador, una vez confirmada la plaga en Colombia, los pequeños productores son los que más necesitan capacitarse e hizo un llamado a Agrocalidad a realizar charlas en territorio. Indicó que el banano y todas las musáceas representan cerca de un ingreso de $ 4.000 millones por año, casi el 40% del PIB agrícola.

Añadió que el sector espera una solución para el control de la plaga y no ve fácil una migración a otra variedad debido a que el sector productor no estaría preparado.

Patricio Almeida: ‘Capacitamos a más de 7.000 productores’

Agrocalidad trabaja en la consolidación de una brigada canina para el control en puertos y aeropuertos. Esto sería parte del fortalecimiento de las acciones para evitar la llegada del Fusarium raza 4 al país, indica el director ejecutivo de la entidad, Patricio Almeida. Añade que Ecuador cuenta con la capacidad analítica, con laboratorios de Agrocalidad, el Iniap y el CIBE de la Espol, más fuerte de la región.

Sobre la capacitación, reveló que hay 1.000 técnicos en esa labor en todo el país y que hasta el viernes se habían capacitado a alrededor de 7.000 productores sobre el raza 4.

Marianela Ubilla: ‘Nos toca convivir con la enfermedad’

En los mercados que reciben el banano ecuatoriano existe desconocimiento del Fusarium raza 4, indicó Marianela Ubilla, vicepresidenta de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador.

Sin embargo, indicó que hay algunos importadores que quieren asegurar desde ya los contratos para proteger sus cadenas de suministros. Ubilla, quien también es productora, señala que hay que aprender a convivir con la enfermedad; hacer un manejo sostenible y recoger las experiencias de países que ya tienen la plaga como Filipinas, Australia y otros.

Gustavo Cepeda: ‘Productores no están preparados’

Pese a que para Gustavo Cepeda, representante de los Zamoranos en El Oro, el Ministerio de Agricultura y Agrocalidad “han reaccionado adecuadamente”, indica que los productores actualmente no están preparados para la llegada de la plaga. Indica que Ecuador abarca un universo de más de 12.000 productores de las distintas musáceas y que la bioseguridad no ha sido el fuerte del sector.

Señala que se debe capacitar a todo el personal involucrado en la producción para que se pueda detectar oportunamente la presencia del hongo. (El Universo)