Economía

Piden prisión para 10 implicados en fraude bancario en R.Dominicana

A los tres se les imputa convertirse en una asociación de malhechores para cometer diversos delitos y lavar activos por unos $28,8 millones.

SANTO DOMINGO. La Fiscalía del Distrito Nacional dominicano informó hoy que pidió un año de prisión preventiva, como medida de coerción, en contra de 10 implicados en el fraude cometido en el Banco Peravia, dirigido hasta su intervención por tres venezolanos, quienes tienen orden de captura internacional.

El banco fue intervenido en noviembre tras denunciarse el manejo irregular de sus operaciones y las autoridades acusan de ello a sus responsables, los venezolanos Luis Santoro Castellano, quien era el presidente; Gabriel Jiménez Aray, el vicepresidente; y el ejecutivo Daniel Morales Santoro, que salieron del país en medio de la denuncia del fraude y contra quienes se ordenó captura.

A los tres se les imputa convertirse en una asociación de malhechores para cometer diversos delitos y lavar activos por unos $28,8 millones.

La Fiscalía del Distrito Nacional, quien lleva el caso, informó hoy de que apresó y pidió prisión preventiva contra otros ejecutivos de la intervenida entidad bancaria: Nelson Serret Sugranez, Jorge Serret Sugranez, Carlos Serret Sugranez, Yesenia Serret Aponte, Pausides Morales, Nelson Cabral, el coronel Florentino de Jesús Acosta, Madgelen Serret, Yomalys Fernández y María Luisa Guzmán.

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía del Distrito Nacional, el grupo está imputado de violación a la Ley Monetaria y Financiera, estafa, abuso de confianza, falsedad en escritura, asociación de malhechores y lavado de activos.

Según la información, las investigaciones realizadas por la Fiscalía, así como el informe que remitió la Superintendencia de Bancos demuestran que el Banco Peravia “no operaba de conformidad a las normas monetarias y financieras de la República Dominicana y que los imputados se asociaron para cometer los delitos referidos”.

“Las evidencias señalan que la quiebra del Banco no se corresponde con negligencia de la administración financiera, sino que es evidente que se está ante un fraude de gran magnitud, planificado y ejecutado” presuntamente por los imputados y por los principales ejecutivos de la entidad bancaria.

El informe de la Fiscalía subrayó que “las maniobras consistían en operaciones fraudulentas en cuentas contables, tentativa de capitalización, fraude de más de 95 % de las tarjetas de crédito, fraude de operaciones en efectivo, otorgamiento de créditos (sin garantías), actividades ilícitas del consejo directivo, manejo fraudulento de captaciones de depósitos de ahorrantes, robo de identidad, entre otras”.

Asimismo, reveló que más del 80 % de las operaciones eran simuladas.

Explicó que se determinaron 1.292 créditos fraudulentos, que representan un monto de 1.419,7 millones de pesos (unos $31 millones), equivalente al 75,3 % del total de la cartera de crédito a la fecha de la notificación de la disolución del banco que ascendía a 1.881 millones de pesos (unos $41 millones).

Los imputados, aseguró, “intentaron sustraer las pruebas y las ocultaron en los lugares allanados”.

Al mismo tiempo, recordó que el Ministerio Público realizó decenas de allanamientos y diligencias de investigación y tiene en custodia bienes adquiridos por los imputados con dinero de los ahorradores. (Efe/ La Nación)