Opinión

PETRÓLEO SANO

Henry Silva Viteri/Guayaquil

El petróleo es un aceite mineral natural formado por una mezcla de hidrocarburos como el carbono, hidrógeno, azufre, nitrógeno y oxígeno, científicamente es un compuesto de químicos complejos. Su nombre proviene del latín “petroleum” que significa “aceite de piedra”.

Su origen es el producto de la transformación de zooplancton y algas que quedaron depositados en fondos de mares y en zonas lacustres que fueron enterradas bajo pesadas capas de sedimento.

Muchos dicen que el petróleo es el excremento del diablo porque además de producir una gran contaminación ambiental es causante de guerras y actos de corrupción, entre los daños que causa está la destrucción de grandes zonas protegidas ya que para la extracción del mismo se deforestan miles kilómetros de selva para la construcción de campamentos y caminos además en la exploración se hacen muchas detonaciones que erosionan la tierra y provoca la dispersión de la fauna al sentir alterado su habitad.

Del petróleo se obtiene el combustible que mueve la industria y el desarrollo de un país, pero esto tiene efectos colaterales negativos ya que al consumirse se generan gases que contaminan causando graves daños a la atmósfera contaminando al planeta.

Existen otras fuentes de energías no contaminantes pero el poder de las grandes empresas petroleras boicotea el uso de ellas evitando tener un mundo libre de contaminación y ellos eliminando competidores.

En días pasados en Quito la compañía Plastikgas hizo la presentación de una maquinaria que procesa desechos plásticos y de la que se obtiene gasolina, diésel, querosén, gas a bajos costos y sin contaminación ambiental, en este momento que políticos e indígenas retrógrados busca desestabilizar al gobierno por el costo de los combustibles el Gobierno del Encuentro debe aprovechar esta oportunidad para mejorar las condiciones de vida de los ecuatorianos.

En nuestro país se procesa aproximadamente el 10% de los desechos plásticos el 90% restante va a basureros, ríos y campos provocando una grave contaminación, al procesar este plástico se obtendrá el suficiente combustible para cubrir las necesidades del país, la gasolina que al momento se comercializa no llega a los 90 octanos y tiene una fuerte carga de plomo, azufre y minerales pesados muy contaminantes, la gasolina que se procesará en esta planta alcanza los 102 octanos y no contiene contaminantes ni procesa humos.

Los productores de este combustible explicaron que el plástico tiene una cadena de carbono que proviene del petróleo, el proceso hace que el plástico regrese a sus orígenes y se lo refina hasta conseguir el combustible; el costo del proceso de producción es menor que el costo de producción del combustible que actualmente se comercializa.

El Ecuador ha sido escogido para la instalación de la primera planta de producción del combustible en Latinoamérica y estará ubicada en la provincia de Galápagos en marzo de 2022, es una noticia alentadora que mejorará la economía y el mantenimiento sano del medio ambiente.