Opinión

PETRO- LASSO -MADURO

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
[email protected]

 

Por circunstancias adversas en la vida de los pueblos colombiano, ecuatoriano y venezolano los tres dignatarios, respectivamente, elegidos de corrientes políticas supuestamente opuestas y en el ejercicio del cargo resultaron ser trillizos en el manejo de los Estados que representan.

GUSTAVO PETRO en Colombia ya era conocido por su larga tendencia Comunistoide -Guerrillera, tendencia que jamás la ha negado pero un Comunista medianamente inteligente y con poder es extremadamente peligroso en cualquier país del planeta.

GUILLERMO LASSO se vendió como un banquero exitoso y próspero, financista efectivo y militante del OPUS DEI, pero en el ejercicio del poder gobernó de la mano con parte de la escoria Correista a quienes alguna vez los financió junto con las FARC COLOMBIANA en su primer intento de llegar a la Presidencia de la República, no ha podido detener por completo al narcotráfico y sus delitos colaterales que ofreció combatir, más bien, éstos han adquirido más poder, no se cansa de hacer declaraciones llenas de torpezas y tiene al país al borde de la guerra civil.

Hablar sobre NICOLÁS MADURO es un absurdo por su escasa preparación que la demuestra en el manejo infame, corrupto y desastroso de uno de los países más ricos y prósperos del mundo, hoy sumido en la más grande miseria que un país tiene que seguir soportando.

Por coincidencias de la historia los tres países son de estirpe BOLIVARIANA y si el Libertador SIMÓN BOLIVAR PALACIOS volviera a nacer, los sacaría de sus palacios de gobierno a SABLAZO LIMPIO a todos los tres presidentes mencionados.