Internacional

Perú suspende el toque de queda nocturno por COVID-19 que rige desde 2020

LIMA,  (Xinhua) — El Gobierno de Perú decidió suspender el toque de queda nocturno vigente en la nación andina desde marzo de 2020 tras la llegada del nuevo coronavirus, anunció este miércoles el titular del Ministerio de Salud (Minsa), Hernando Cevallos.

«Se suspende el toque de queda que existía desde (las 00:00 horas) hasta las 4:00 de la mañana. Esto queda anulado y, por lo tanto, no hay más toque de queda en nuestro país», informó el ministro en declaración a la televisora privada «Canal N».

Según explicó Cevallos, esta decisión «tiene consideraciones sanitarias», ya que se ha hecho «una evaluación desde hace varios días» y se determinó que «es conveniente retirarlo» de entre las medidas restrictivas que rigen en el país para prevenir los casos de nuevo coronavirus.

Apuntó, en ese sentido, que la nueva norma estará vigente desde mañana jueves, cuando se espera sea publicada mediante un decreto supremo en el diario oficial «El Peruano».

Esta inmovilización social obligatoria nocturna, que rige en Perú desde el 18 de marzo del 2020, registró constantes modificaciones horarias durante el avance de la pandemia, que registra actualmente su tercera ola de contagios tras la llegada de la variante ómicron.

Al ser consultado sobre el porqué el gobierno decidió suspender el toque de queda cuando se evidencia este aumento, el representante del Minsa respondió porque «no hay mayor letalidad» gracias a la cantidad de personas vacunadas contra la COVID-19.

Esta medida es tomada en medio de la avanzada vacunación que registra el país, con más de 55,77 millones de inyecciones aplicadas, de las cuales 7,45 millones de personas, equivalente a 26,6 por ciento de la población mayor de 18 años, han recibido las tres dosis.

En tanto, más del 80 por ciento de la población mayor de 12 años ya tiene las dos dosis mínimas requeridas.

El Minsa reportó 26.836 nuevos casos positivos en el último informe, con lo que la cantidad de contagios en la nación sudamericana ascendieron a 3 millones 20.756, mientras que el número de fallecidos pasó a 204.587.

 

 

Xinhua (xinhua-news.com)