Internacional

Perú reporta nuevo derrame de petróleo en costa de Lima

LIMA,  (Xinhua) — Perú registró un nuevo derrame de petróleo en el mar de la provincia del Callao, vecina a Lima, que ya está afectado por unos 6.000 barriles vertidos accidentalmente en días pasados en la refinería La Pampilla, informaron hoy miércoles las autoridades locales.

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) detalló que el derrame ocurrió el martes, cuando se realizaban trabajos previos al retiro del PLEM («Pipeline End Manifolds»), que es un equipo de distribución submarina que permite el paso de los hidrocarburos para la recepción o despacho.

«Dicho retiro es necesario para determinar la causa del derrame ocurrido el 15 enero del presente (año) «en la refinería que es operada por la empresa española Repsol, indicó la OEFA en un comunicado.

Precisó que el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería informó sobre el nuevo derrame, también de Repsol, en la terminal multiboyas número 2 de La Pampilla, ubicada en el distrito de Ventanilla, del Callao.

Ante esa situación, la OEFA inició un nuevo proceso de supervisión ambiental con el fin de «verificar la responsabilidad de los hechos», el impacto generado y la implementación del Plan de Contingencia por parte de la empresa española.

La Dirección General de Capitanías y Guardacostas de la Marina de Guerra anunció que durante uno de los vuelos de inspección efectuados el martes en la zona afectada por el anterior derrame «se logró apreciar una mancha oleosa» en inmediaciones de la terminal número 2.

Por su parte, la multinacional española argumentó este miércoles, en un comunicado, que se trata de un «afloramiento controlado de remanentes» generados durante los trabajos que se realizaron el martes en la infraestructura ubicada a 18 metros bajo la superficie del mar.

Explicó que este afloramiento «estaba contemplado» y que habían instalado previamente como medida de seguridad la barrera de contención, elementos absorbentes y ‘skimmer’ (equipo de limpieza marina), por lo que «se logró controlar el hidrocarburo».

Además, Repsol aseguró que la terminal multiboyas número 2 de La Pampilla se encuentra inoperativa desde el pasado 15 de enero, por lo que descarta que se trate de un nuevo derrame de petróleo.

En tanto, el jefe del Estado Mayor de la Comandancia de Operaciones de Guardacostas de la Marina, Jesús Menacho, dijo a un medio local que el nuevo derrame, «que es relativamente pequeño, ha sido controlado por las barreras» en la zona.

El pasado 15 de enero se registró el derrame de unos 6.000 barriles de petróleo en la Refinería La Pampilla, que se ha ido desplazando hacia el norte por las corrientes marinas, dejando a la fecha afectados 1,8 kilómetros cuadrados de costa y 7,1 kilómetros cuadrados de mar.

Aunque el gobierno no ha determinado si suspenderá la licencia de Repsol, se encuentra evaluando los temas legales y los tipos de infracciones que ha cometido sobre el derrame, dijo el lunes la presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez.

El procurador público del Ministerio del Ambiente, Julio César Guzmán, recordó que la Fiscalía investiga a cuatro funcionarios de Repsol por el delito de contaminación, debido a que «estaban encargados de controlar los riesgos de la operación» de descarga el 15 de enero.

Repsol afirma estar «colaborando estrechamente» para la remediación de las áreas afectadas, con más de 2.200 personas que participan en la limpieza del mar y el litoral peruano, 73 unidades de maquinaria pesada y nueve «skimmers».

Apuntó que a la fecha han sido retirados 10.386 metros cúbicos de arena comprometida, equivalente a unos 2.000 contenedores, que han sido llevados a La Pampilla para ser tratada.

 

 

Xinhua (xinhua-news.com)