Internacional

Perú dice recibió explicaciones de Chile por caso de espionaje

Las explicaciones de Chile llegaron tras dos notas diplomáticas y una adenda enviada a Lima, según la cancillería peruana.

LIMA. Perú recibió explicaciones satisfactorias de Chile sobre el caso de un espionaje militar y dio por superado el tema que había generado el llamado a consulta de sus respectivos embajadores, dijo el presidente Ollanta Humala, en un anuncio recibido con beneplácito por el Gobierno chileno.

Humala, en un breve mensaje a la nación transmitido por la televisión, ordenó el regreso de su embajador en Santiago, Fernando Rojas, para normalizar “gradualmente” las relaciones y trabajar en una mayor integración con el país vecino.

“Debo reconocer la actitud constructiva y de diálogo del Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, al deplorar estos hechos, en el ánimo de seguir avanzando en el camino de la cooperación e integración de los pueblos”, dijo Humala.

Poco después, la cancillería chilena dijo en una declaración que el fin de este nuevo roce diplomático se consiguió luego de que “contactos al más alto nivel entre sus autoridades les ha permitido superar la situación suscitada entre ambos países”.

Perú detuvo a tres suboficiales de la Marina de Guerra bajo acusaciones de haber enviado información reservada a miembros de las Fuerzas Armadas chilenas entre 2005 y 2012.

Luego, el Gobierno peruano envió en febrero una nota de protesta a Chile por el presunto espionaje y llamó a consulta a su embajador en Santiago, en un caso que puso a prueba otra vez las relaciones entre ambos países.

Como respuesta, el Gobierno de Chile también llamó a su embajador en Lima y aseguró que no promueve ni acepta acciones de espionaje en otros países ni en su territorio.

“Quiero manifestar que con las satisfacciones brindadas por el Gobierno de Chile, el Gobierno del Perú da por concluida esta lamentablemente situación”, agregó el mandatario.

No es la primera vez que Lima y Santiago enfrentan denuncias de espionaje. En el 2009, un suboficial de la Fuerza Aérea de Perú fue acusado de vender información clasificada a Chile y en el 2010 fue sentenciado a 35 años de prisión.

El caso de espionaje militar estalló casi un año después de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya resolviera un viejo diferendo entre ambos países por sus límites marítimos, tras décadas de altibajos en sus relaciones.

Las explicaciones de Chile llegaron tras dos notas diplomáticas y una adenda enviada a Lima, según la cancillería peruana.

“Superada esta situación, deseo recalcar la importancia que tiene para el Gobierno del Perú implementar una política activa de construcción de confianza mutua”, dijo Humala.

A pesar de todo, ese diferendo y anteriores denuncias de espionaje no han afectado las relaciones comerciales bilaterales, que se traducen principalmente en inversiones en sectores de telecomunicaciones, banca y el negocio minorista.

La cancillería chilena agregó que es interés del gobierno avanzar, “con un criterio de reciprocidad, hacia un compromiso mutuo que excluya en el futuro hechos como los reportados y discutidos”. (Reuters/ La Nación)