Deportes

Personal administrativo de Barcelona paralizaron actividades

Jugadores y cuerpo técnico respaldaron la paralización del personal administrativo de Barcelona SC. Dirigencia les debe 4 meses y 2 décimos.

GUAYAQUIL. Ayer, por varias horas, los empleados administrativos de Barcelona Sporting Club hicieron público su malestar por las deudas que la dirigencia mantienen con ellos desde hace cuatro meses.

Ante esta situación, jugadores y cuerpo técnico respaldaron la paralización del personal administrativo como medidas de presión para exigir el pago de cuatros meses de sueldos y dos décimos. Mientras que los jugadores se entrenaron normalmente en la cancha alterna del estadio Monumental. Cabe señalar, que los jugadores también están impagos tres meses.

Luego los encargados de la parte administrativa, médica y utilería se reunirán con Antonio Noboa, presidente del club, para solucionar este inconveniente.

El médico Carlos Domínguez, habló brevemente para los medios e indicó que “él –Antonio- nos llamó para conversar, estamos todos los del personal administrativo, médico y utilería para reunirnos este momento en su oficina”, aclaró el médico de los amarillos.

Mientras que Noboa recalcó que la reunión fue positiva con los empleados del club, “creo que definitivamente son personas que quieren al club, la situación está superada, se conversó de los problemas que hay, lo incómodo que se encuentra el club. Todo el mundo está incorporado y ahora estamos concentrados en el Clásico”, manifestó el directivo

El dirigente también resaltó que ha sido un año difícil, según Noboa, el económico ha sido un factor grave que ha tenido Barcelona, se programó algo para el bien del club y de los empleados y se ha superado el problema.

El capitán del equipo de primera, Matías Oyola, se solidarizó con los empleados del club. “Es una pena lo que está pasando, ellos hacen su trabajo y no es justo”, mencionó el jugador argentino, en defensa de los colaboradores. A los jugadores les deben una quincena de junio y los meses de julio y agosto. (DO/La Nación)