Opinión

JEAN PATOU

Jean Patou: También parisien, hijo de una familia de curtidores acomodados, más dedicado a seducir que a trabajar cambió su carácter cuando fue enviado al frente de los Dardanelos en 1915 donde pasó toda suerte de privaciones.

De vuelta a la capital reanudó la actividad de modisto, pero esta vez con voluntad y tesón. Con un equipo de colaboradores excepcional hizo entrar el espíritu de los años 20 en la moda, y no tardó en triunfar en los Estados Unidos.

Apasionado con las mujeres, aunque nunca se casó, sus primeros perfumes evocaban sus etapas de amor: Amour-Amour, Que sais-je? y Adieu sagesse, a base de notas floridas y frutales.

Cuatro años más tarde lanzó Le Sien, el primer perfume unisex. Por aquel entonces (1929) la bolsa neoyorquina se hundía y Patou creó Moment supréme. Los frascos, en forma de piña tropical fueron diseñados por Louis Süe y André Mare.

En 1930 apareció su obra maestra: Joy compuesto por su colaborador Henri Almeras a base de esencias de rosa y jazmín, “el perfume más caro del mundo”, según rezaba el eslogan, pero que ha sobrevivido hasta la actualidad.

elogios importantes para la mujer

Di vine Folle salió en 1933 yen 1935 Normandieen honor del gran transatlántico. Pero antes de morir en 1938 creá Vacan ces con ocasión de los primeros despidos pagados.

Su cuñado Raymond Barbas continuó su obra en Colon y (1938), L’Heure att endue (1946) para celebrar la liberacióE y Calme (1964).

Por: Histórias y Biografías