Opinión

Perdimos, pero aprendimos una nueva lección…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

Aceptar la derrota o el fracaso son variables siempre presentes en cualquier actividad, no se diga del fútbol que solo tienes tres opciones: ganas, pierdes o empatas.

La selección perdió su última oportunidad, que nos hubiera permitido seguir soñando en este mundial de Qatar en los octavos, lamentablemente el otro equipo campeón de África, Senegal, fue superior en todo sentido y la sacamos yo diría fácil, porque se comieron algunos goles por falta de puntería y mayor afinamiento en los tiros al arco…

Igual muchas gracias muchachos, hicieron soñar a todos los ecuatorianos durante todos estos días desde que obtuvimos el cupo que nos permitió estar entre los grandes del mundo. El profesor Alfaro debe seguir cómo técnico de la selección, misma que tiene jugadores jóvenes, nos falta medio campo y muchos Enner Valencia, quien, por sus lesiones y edad, este fue su último mundial, así que muchachos ganamos uno, empatamos otro y perdimos el decisivo….

Quizás la mejor lección que debemos aprender es la de la humildad y la de sentirnos triunfadores cuando llegamos a la cúspide o al final de la meta, acá se dieron unos pasos y muchos se ilusionaron viéndonos jugar la final y como campeones mundiales.

Nada es difícil e imposible, si todos los jugadores y el cuerpo técnico se lo proponen, pero para ello hay que trabajar, trabajar y conseguir resultados, caso contrario si nos desalentamos, bajamos el ritmo o nos desviamos del objetivo, volveremos a fracasar, y seguiremos siendo invitados de relleno para servir de escalón de las grandes selecciones.

Semper Fi.