Opinión

PERCEPCIÓN

Ab. Luis Hidalgo Vernaza/Guayaquil

 

Es la capacidad para captar, procesar y dar sentido de forma activa a la información que alcanza nuestros sentidos. El proceso cognitivo nos permite interpretar nuestro entorno a través de los estímulos que captamos mediante los órganos sensoriales.

Experimentamos los dos tipos de percepción: la visual y la auditiva.

La visual es aquella que en su mayoría la podemos observar en los medios de comunicación televisivos. Es innegable que por casi todos los canales se proyectaban todo lo relacionado a: asesinatos, crímenes, sicariato, secuestro y hasta el más insignificante robo. En algo el tema paro un poco, o por lo menos ya no tenía la escandalosa importancia que se le daba. Esto trajo como consecuencia que la percepción era que estábamos fundidos y en algo había disminuido.

A la visual se juntaron los medios escritos. Todos recogían en su primera página, o máximo en la segunda, los hechos delictivos que se daban en el país. Los sacudías y goteaban sangre.

Los auditivos no se quedaron atrás. Eran una novela como aquellas que se transmitían en las épocas pasadas, en las de nuestros abuelos. Hoy oíamos por la radio realmente casos de terror.

Es increíble lo que puede hacer la percepción en las personas. Esta llega a tal punto que mucha gente no quería salir de sus casas en las noches, y al salir del trabajo, había que hacerlo rápido y llegar a encerrarse.

La percepción del miedo pasó o nos acostumbramos a vivir con ella. Pero en nuestro país nada dura mucho; y si es bueno hay que hacer lo posible porque se termine.

Ya estamos con un nuevo Estado de Excepción focalizado. Un Decreto permite la libertad de acción a la policía y a las FFAA. Son 60 días donde los delincuentes y terroristas tendrán que andar por la sombra. Se viene una segunda etapa de guerra, de tumbar puertas y ojalá de meter bala. La percepción dio un vuelco para lo negativo.

Los que defienden los derechos humanos, organismos que no sirven para nada, llegan hasta el punto de pedir explicaciones y tratar de limitar los ámbitos del gobierno. Vayan a pedir explicaciones a su casa. ¡Y aún así esperan que se los reciba!

El informe a la nación por parte del presidente Noboa, el viernes 24 de mayo dejó en los ecuatorianos una percepción de una nueva forma de comunicar a la nación. No hubo la retórica acostumbrada por aquellos políticos populistas que han gobernado al Ecuador desde su Fundación como República.

Conforme pasen los días veremos cual es la percepción del ecuatoriano frente al informe presidencial. La percepción es que es una nueva forma de gobernar, de enfrentar la inseguridad, la situación económica y el desempleo. Por lo demás se da inicio a la campaña electoral.