Opinión

Pensión retenida o embargada sin razón legal

CONSULTA: Trabajé 46 años para el Estado como mensajero de Correos y Telégrafos y después con el Ministerio de Salud, donde me correspondía visitar zonas rurales donde había paludismo. Yo no soy profesional, me jubilé a los 64 años con el 62% en el régimen de la CCSS. Se me canceló 8 años de prestaciones. Actualmente soy asociado a la cooperativa Coopecaja y automáticamente se me rebaja de mi pensión mensualmente ¢325 mil. Recibo de “salario” ¢276 mil. Al no tener casa propia, alquilo por ¢100 mil por mes. Además, tengo que pagar electricidad, teléfono, agua y comprar mi alimentación. Con esa pensión no me alcanza para vivir. Una persona me aconsejó contratar un abogado para hacer el reclamo, de manera que se me deje de cobrar en esta cooperativa esa cantidad tan desproporcionada con respecto a mi pensión. ¿Usted que me aconseja?

RESPUESTA: Pronta y concreta la contestación con el mayor gusto. El artículo 59 de la Ley Constitutiva de la Caja, prohíbe las retenciones o embargos de la pensión, salvo por pensión alimentaria. El artículo 894 del Código Civil prohíbe el secuestro de cualquier forma, de las pensiones.

NO NECESITA ABOGADO: envíe una nota, incluso telegrama, carta o correo electrónico detallando su nombre, cédula, domicilio, al Departamento de Administración de Pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social que depende de la Gerencia de Pensiones, en San José, EXIGIENDO QUE SE LE SUPENDA CUALQUIER RETENCIÓN a favor de cualquier entidad o cooperativa, con base en la ley de la Caja y el Código Civil.

Señale un medio para recibir la respuesta o notificaciones. Debe reclamar, además, la devolución de todos los fondos retenidos ilegalmente a través de los años.

Autor: Lic. Gerardo Morales