Actualidad

Pedro Palacios se defiende de las críticas en redes sociales y en las calles

El rostro de alegría que mostraba en la campaña electoral el alcalde Pedro Palacios se ha perdido poco a poco en los 100 primeros días de gestión al frente de la Municipalidad de Cuenca.

El cambio se debe, en parte, a los ataques recibidos en redes sociales por el nombramiento de Pablo Burbano como Vicealcalde.

Según sus opositores, el puesto debió ser ocupado por una mujer por paridad de género. Otro tema que genera intranquilidad al funcionario es el tranvía, que aún no puede operar.

Pese a las críticas, la reacción de sus simpatizantes no se hizo esperar y se organizó una marcha para respaldar la gestión de Palacios. La manifestación llenó varias cuadras con ciudadanos de diferentes organizaciones.

A diferencia del exalcalde Marcelo Cabrera, no es frecuente visitador de los medios de comunicación. Prefiere utilizar las redes sociales, una de las razones de su triunfo alcalde de la capital azuaya.

Según el propio Palacios, la prioridad en los primeros días ha sido “poner la casa en orden”. Asegura que 200 funcionarios han salido de la institución.

Muchos ciudadanos consideran que es poco el tiempo para evaluar su trabajo, mientras otros indican que sus ofrecimientos aún están en “veremos”.

El cuencano Marco Flores indicó que la inseguridad sigue siendo el “talón de Aquiles” de los alcaldes. “Cada día estamos al acecho de los delincuentes y nadie toma acciones al respecto”, manifestó.

El ciudadano Sebastián Cárdenas señaló que en la ciudad el desorden, tanto en el transporte como respecto a los comerciantes que utilizan las calles y aceras para vender, se mantiene. Opinó, sin embargo, que esta administración muestra un “rostro de transparencia”.

Para el concejal Xavier Barrera, un tema crítico y que por ahora no ha resuelto la administración es el tranvía. “Es un retroceso para el proyecto que dentro del Concejo Cantonal no se ha presentado un cronograma de cumplimiento de trabajos al respecto”, expresó.

“Los problemas reales de la ciudad aún no han sido abordados por la actual administración”. Agregó que en la parte política se cometieron errores; no hay capacidad de gestión, ni interna, ni externa. Tampoco se ve que han generado acuerdos. (El Telégrafo)