Opinión

“Patrocinado” o “parcializado”

Daniel Tristancho / Guayaquil

Universidad Casa Grande

Ayer, mientras leía las noticias de Diario El Universo pude notar una etiqueta peculiar en varios de los artículos que yacían en la sección de “Guayaquil”. Una rectángulo dorado con las palabras “patrocinado” se ubicaba en la imagen destacada de la nota periodística. Pude observar que los patrocinadores eran marcas, como PYCCA e instituciones de enseñanza como el CEN (Centro Ecuatoriano Norteamericano). Me pareció una forma un poco incorrecta de realizar publicidad. Sin embargo, cuando observé que habían otros artículos con patrocinadores como un gigante productor de materiales de construcción, un banco y hasta el municipio de Guayaquil, no pude hacer más que fruncir el ceño por la propia naturaleza de estos artículos.

En la universidad nos enseñan que el periodismo no debe responder a nadie. Debe siempre evitar la parcialización y reflejar la absoluta verdad. Que la nota nunca debe convertirse en una concesión de la fuente. Ver artículos patrocinados por el mismísimo municipio de Guayaquil y con una redacción que obviamente tiene como principal tarea favorecer la opinión pública sobre lo que se está escribiendo me parece una falta gravísima al periodismo y a la separación que se debe establecer entre medios de comunicación y gobiernos, ya sea el central o los descentralizados. Y más allá de sólo gobiernos, también de cualquier empresa grande. Me parece una manipulación sigilosa y, como dije antes, una total concesión de la fuente, como si el municipio o el banco escribieran por sí mismos una nota dándose alabanzas.

Espero que esta clase de artículos no se conviertan en algo recurrente, ni mucho menos en una tendencia. Se puede cambiar la etiqueta del artículo de las labores del cabildo porteño para superar la crisis de la pandemia por “parcializado” en lugar de “patrocinado” y seguiría teniendo perfecto sentido. No se debe permitir esta clase de irrespeto ante la naturaleza pura del periodismo y al propio lector, que en busca de noticias que persigan la verdad en los diarios se encuentra con estas artimañas publicitarias llenas de alabanzas a quien les pague.