Actualidad

Patiño: La cifra de afectados podría ser mayor

Canciller alertó a compatriotas en el exterior a que no realicen pagos a Promaga y que se acerquen al Consulado a brindar información.

QUITO. Alrededor de 710 familias ecuatorianas residentes en España, Australia, Italia y Estados Unidos estarían afectados por la falta de liquidez de la firma constructora ibérica Promaga S.A. Ayer, el canciller Ricardo Patiño junto a los asambleítas María Landázuri, Ximena Peña y Esteban Melo Garzón, mediante rueda de prensa, alertaron a los compatriotas en el exterior a que no realicen pagos a la firma ibérica.

De ese número, 631 personas aparecen registradas como afectadas en ocho ciudades de España; 54 en tres ciudades de Italia; 24 en EE.UU. y una en Australia. “La cifra de afectados podría ser mayor, pues se sabe que hay unos 1.240 clientes que habrán pagado algunos millones de dólares en su totalidad”, pero “no han sido registrados, no sabemos dónde están y posiblemente los haya en más países”, dijo Patiño

Promaga S.A empezó a construir en Ecuador a partir de 2010 después de edificar unas 8.000 viviendas en Andalucía, en el sur de España. Aquí, la empresa española vendía viviendas en la urbanización La Nueva Gran Ciudad, ubicada en el kilómetro 7 1/2 de la vía Durán-Boliche.

Por ello, Patiño pidió a los ecuatorianos en el exterior que den a conocer la información para proceder advertir a la Defensoría del Pueblo. “Se ha trabajado de manera coordinada con asambleístas en el exterior, Defensoría del Pueblo y la Cancillería, por lo que estamos recabando información para la defensa de nuestros migrantes en el exterior”

Asimismo Patiño notificó que dicha compañía ya está en disolución, y no puede seguir vendiendo ninguna casa. Y es que Promaga ofertaba las casas en ferias que realiza el consulado ecuatoriano en el exterior y les daba las facilidades a los clientes de que los trámites los podían realizar allá, sin necesidad de contar con un apoderado en Ecuador. El costo de las viviendas ofertadas iba desde los $ 30 mil a $ 60 mil. “Nuestros asambleístas han estado permanentemente preocupados por nuestros compatriotas en exterior”, dijo.

Mientras que María Landázuri, viceministra de Movilidad Humana Magister, aseguró que no permitirán que los migrantes se vean afectados.

Esteban Melo, asambleísta de Alianza País, señaló que en noviembre pasado recibieron las primeras denuncias. “Nos apersonamos en el caso Promaga y hemos tenido varias reuniones con nuestros migrantes afectados”.

A la empresa ibérica se suma a Vive en el Ecuador S.L., también española y Denylg, que opera en España, EE.UU., Italia y Ecuador, siendo los responsables de las compañías: en España José Manuel Menéndez, Erik Uscamaita, Gisella García, Sebastián Ricart y Celinda Salazar; en Génova (Italia) David Sánchez y en EE.UU. una persona cuyo apellido es Palacios.

Mientras que el defensor del Pueblo encargado, Patricio Benalcázar, explicó que el primer expediente por estas ventas se abrió en agosto de 2014 y en octubre de ese año “se requirió a la Fiscalía el inicio de procesos penales por estafa”. (DO/La Nación)