Economía

Patiño: Ante las circunstancias internacionales somos pragmáticos

El Canciller ratificó ayer que el acuerdo comercial pactado con la Unión Europea “no está en duda ni en entredicho”, aunque aún no esté vigente.

GUAYAQUIL. El canciller Ricardo Patiño negó ayer que las salvaguardias arancelarias aplicadas por Ecuador por la caída del petróleo y la apreciación del dólar estadounidense vayan a afectar el acuerdo comercial suscrito con la Unión Europea (UE), cuya negociación se cerró en julio del año pasado.

No está en duda, ni en entredicho absolutamente el referido pacto, aseveró el Canciller ecuatoriano, quien agregó que los embajadores del país suramericano están trabajando intensamente en Bruselas para que entre en vigencia lo antes posible.

En declaraciones a TV Satelital y Radio Huancavilca, Patiño recordó, no obstante, que el pacto alcanzado con el bloque europeo en julio pasado es un mal necesario, resultado, sobre todo, de la firma de acuerdos similares por parte de Colombia y Perú, y de los países centroamericanos.

Según el canciller, de no de haber firmado el documento, Ecuador estaría en desventaja frente a sus vecinos, sobre todo a la hora de exportar productos similares como banano, atún y rosas hacia la UE, el principal mercado no petrolero de la nación suramericana.

Según Andes, para que el acuerdo con Europa entre en vigencia es necesario cumplir con requerimientos que pueden tomar varios años. En diciembre las partes sellaron el proceso de revisión jurídica de la negociación, resta por cumplir con la traducción del documento en los idiomas de los países miembros de la Unión Europea y la aprobación en el Legislativo ecuatoriano y en los 28 Parlamentos de las naciones europeas que integran el bloque.

El canciller Patiño ratificó que el gobierno no está de acuerdo con algunos puntos del vínculo comercial, pero dijo que “ante las circunstancias internacionales somos pragmáticos. O sea si Colombia y Perú lo tienen, la mayoría de países centroamericanos también, y si nosotros no vamos a tener” el acuerdo existirá “una competencia desigual”.

Al mismo tiempo cuestionó que la Unión Europea siga pidiendo visa a los ecuatorianos. “Lo consideramos absolutamente injusto e inapropiado cuando el flujo de migrantes ahora es al revés son más los europeos que están viniendo a quedarse en el país antes de que los ecuatorianos vayan a vivir allá y nos han manifestado que van a trabajar intensamente para escisión de nuestras visas a Europa”, afirmó.

De otro lado, Patiño tocó también el tema de la llegada del papa Francisco a Quito y Guayaquil el próximo julio. “Es una bendición para nosotros la venida del papa Francisco a nuestro país. Hemos trabajado hace meses en la llegada del sumo pontífice”. (Red. La Nación/Andes)