Opinión

Pasó en falso de doña Diana.

 Dr. Jorge Norero González/Guayaquil.

 

Resulta evidente que tras la decisión de involucrar a la Sra. Vicepresidente: Doña Verónica Abad, en un supuesto delito de «concusión» por parte de la Fiscal General Diana Salazar, (porque se habría conocido que en algún artefacto telefónico o tablet, la señora conocía  la extorsión que supuestamente en su nombre, su hijo exigía parte de los sueldos en la Vicepresidencia, para que no lo despidan, desde Tel Avid, lugar donde fue enviada por el Presidente Daniel Noboa Azin, como embajadora del Ecuador en Israel ) resulta toda una trama para la próxima película de Netflix, o de la zaga Misión Imposible…

Que en esta ocasión, la Sra. Fiscal haya demostrado una diligencia extremadamente ágil, y con la velocidad del sonido, cuando para elaborar indagaciones al prófugo Correa o Moreno, pasaron años, lo mismo en el caso del supercuñado, muchos meses, o para verdaderamente reivindicar a los autores intelectuales del asesinato de Fernando Villavicencio, o de otros como del General Gabela, etcétera, todavía guardan el sueño eterno, que ponga toda su atención en este pequeño aunque no menos tan importante caso, de supuesta corrupción, en comparación con los atracos de Odebrecht, los desfalcos y peculados en cientos de casos de corrupción, simplemente acusados en muchos de ellos como leves casos de asociación ilícita, sobreprecios, etcétera, resulta evidentemente muy sospechoso.

Pero cuidado, la señora Fiscal sabe que estando en funciones la Sra. Vicepresidente, requiere autorización de las dos terceras partes de la asamblea para iniciar su enjuiciamiento penal, por los delitos contemplados en la constitución. De comprobarse que ella es la autora, podría ser enjuiciada políticamente y pedir hasta la destitución de ella de manera express, por así convenir a la campaña electoral, y para bloquear que doña Verónica jamás pise Carondelet, peor sentarse en el solio presidencial.

Si es cierto el apoyo de los correístas a la Sra. Abad, jamás habrá las dos terceras partes para autorizar su enjuiciamiento penal y el linchamiento a la que por «bocona» sus detractores la tienen sometida…

¿Será que, doña Diana, se busca una embajada para ser reelegido Daniel Noboa Azin?

¿Será que podría ser el binomio de la papeleta a la reelección del Presidente en funciones?

Hay muchas serán, no quiero de una ponerlas todas en el asadero, por lo pronto les dejo este abrebocas…

Semper Fi.