Opinión

Qué pasa en “la unidad”

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

Aparte de que es evidente que no existe una unidad total entre los miembros de la también llamada fanesca política, en la que el considerado nuevo estratega político nacional César Montufar del movimiento Concertación, hace serios cuestionamientos a la presencia en el grupo del regionalista, arribista y gran bailarín político líder de Avanza Economista Ramiro González. Existen otras circunstancias que ponen en peligro la solidez de la unidad como:

La precandidatura para enfrentar en las primarias del Prefecto del Azuay, más suena como un formulismo para darle un tinte democrático ya que será un simple saludo a la bandera sustentado por encuestas propias. El precandidato a nivel electoral nacional representa un ínfimo porcentaje de simpatizantes.

Lo más grave de todo ocurrió en la posesión de la nueva directiva cantonal en Quito , evento que no pudo contar con la asistencia de la candidata designada por motivos de salud y del líder máximo del colectivo político gestor de esta frágil unidad por un motivo imperdonable y casi increíble cómo fue definido: “por un error de agenda”.

Es conocido que la capital de la Republica es un débil bastión político del líder y de la candidata, conociendo el sentimiento capitalino estas ausencias las pueden considerarlas como un desaire. Es digno de comentar la valiente actuación de la Asambleísta Cristina Reyes que se enfrentó y rechazó la actitud programada por el oficialismo y sus simpatizantes.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.