Internacional

Partido opositor afirma Gobierno de Obama «puede hacer mucho más» por Puerto Rico

La millonaria deuda de Puerto Rico, que es un Estado Libre Asociado de EE.UU., y sus corporaciones públicas ronda los 72.000 millones de dólares.

SAN JUAN.  La legisladora del opositor Partido Nuevo Progresista (PNP) de Puerto Rico Lourdes Ramos indicó hoy que el Gobierno de Barack Obama «puede hacer mucho más por la isla», sin tener que esperar a que el Congreso federal actúe o que se orqueste un rescate financiero.

«La insistencia del Gobierno federal de quedarse cruzado de brazos y esperar por acción congresional no es más que la reafirmación de la pobre relación que ha cultivado la Administración (de Alejandro) García Padilla con las esferas federales», criticó.

En un comunicado añadió que «con una simple acción ejecutiva de Obama se pueden ampliar los recursos que recibe la isla de Medicare y Medicaid, entusiasmar a los acreedores a hacer algún tipo de arreglo fiscal con la deuda establecida y facilitar nuevas inversiones de programas federales en Puerto Rico».

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, se comprometió recientemente a que a finales de marzo se aprobarían medidas para ayudar a Puerto Rico a superar la crisis de liquidez que amenaza el mantenimiento de los servicios públicos.

El Gobierno de Obama ha presentado al Congreso una propuesta que incluye que el Legislativo articule la vía para que la isla se pueda declarar en bancarrota, la creación de una junta independiente de control fiscal, impulsar medidas para mejorar la financiación de la sanidad pública e incentivar la creación de empleo.

El secretario del Tesoro, Jack Lew, visitó el miércoles la isla para defender desde allí que quien tiene que actuar, y debe hacerlo con «urgencia», es el Congreso, donde la oposición de los republicanos mantiene atascada la propuesta del Ejecutivo.

Durante su visita a la isla, Lew dijo que «el Tesoro no tiene un plan B para atender la negociación y las herramientas para pagar la deuda».

Además, aseguró que el Gobierno federal está haciendo todo lo que está en sus manos, pues el Departamento del Tesoro, junto con el Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, está tratando de garantizar el desembolso oportuno de los fondos federales disponibles, al tiempo que un equipo especializado del Tesoro da diariamente asistencia técnica al equipo económico del Ejecutivo de García Padilla.

«Sin embargo, lo cierto es que ninguna autoridad administrativa puede poner fin a esta situación de emergencia. Solo el Congreso puede promulgar las medidas legislativas necesarias para Puerto Rico para resolver este problema», sostuvo.

«No dejaremos de dar la vuelta a ninguna piedra en busca de cosas que desde la Administración podamos hacer para ayudar, pero, incluso con todas nuestras herramientas, no seríamos tan eficaces como lo sería la intervención del Congreso», apostilló.

La millonaria deuda de Puerto Rico, que es un Estado Libre Asociado de EE.UU., y sus corporaciones públicas ronda los 72.000 millones de dólares. (Efe/ La Nación)