Economía

Paralización de Coca Codo Sinclair puede afectar tarifas eléctricas

La regresión progresiva del Río Coca está cada vez más cerca de la hidroeléctrica. Su salida de operación se reemplazaría con generación térmica, que es cuatro veces más cara.

Los últimos reportes de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) detallan que el frente de erosión regresiva en las márgenes del río Coca se encuentra a solo 8,7 kilómetros de las obras de captación de agua de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

Esa hidroeléctrica le costó $2.245 millones al país y genera entre el 25% y 30% de la energía demanda cada año. Por eso, si sus operaciones se paralizan, el país no tiene muchas opciones a corto plazo para reemplazar los 1.500 megavatios que produce actualmente.

Fernando Salinas Fernando Salinas, presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha (Cieepi), explicó que el riesgo de que se cumpla ese escenario es inminente.

“Está comprometida la captación de agua del proyecto. Celec ha hecho obras emergentes para disminuir la velocidad de la erosión, pero no han funcionado bien. La construcción de infraestructura adicional tendría un alto costo, tomaría tiempo y también paralizaría la operación de la hidroeléctrica”, dijo.

Las autoridades han anunciado que, con una inversión de alrededor de $120 millones, están rehabilitando el parque térmico como solución para reemplazar a Coca Codo Sinclair. Ese parque tiene una capacidad máxima de 3.000 megavatios, por lo que a corto plazo no habría problemas con la provisión de energía.

Sin embargo, el efecto directo ocurriría en el bolsillo de los ciudadanos, debido que la generación térmica cuesta cuatro veces más de la hidráulica.

“Sin duda va a empujar a las tarifas para que incremente su costo. Ahí el Gobierno debe actuar para, en el menor tiempo posible, implementar proyectos de energía alternativa como fotovoltaica o eólica para ir reemplazando la fuente térmica”, puntualizó Salinas.

El costo de la generación hidroeléctrica es de $0,04 por kilovatio; mientras la térmica, en promedio, llega a los $0,15 ($0,08 con fuel oil y más de $0,2 con diésel).

De acuerdo con Pedro Romero, ingeniero eléctrico, las tarifas para el usuario podría aumentar entre $0,03 y $0,04 por kilovatio, por lo que las planillas podrían representar entre un 20% y 30% de gasto adicional. ” Esto es un impacto fuerte sobre todo a los niveles medios y bajos”, acotó.

Aunque no cubren completamente lo que generaba Coca Codo Sinclair, el país podría utilizar las interconexiones con Colombia y Perú. Además, el próximo año podría entrar en operación la central Toachi Pilatón, que producirá alrededor de 100 megavatios.

Un proyecto plagado de irregularidades
Los estudios previos, antes de que se contratara la construcción de la hidroeléctrica con la china Sinohydro, establecía que era viable un proyecto con una potencia máxima de 750 megavatios. Sin embargo, se decidió, sin sustentos técnicos ni económicos, ir por una central de 1.500 megavatios.

Las irregularidades se acumularon, tanto en el proceso de construcción como fiscalización. Se hizo una recepción provisional para inaugurar la obra en 2016; pero dos años después, se comenzaron a presentar graves problemas y fisuras en los distribuidores.

Esos problemas no se solucionan y la recepción definitiva parece lejana y no hay mayor información sobre las inversiones adicionales que se tiene que hacer. (JS)

 

LA HORA

Paralización de Coca Codo Sinclair puede afectar tarifas eléctricas (lahora.com.ec)