Actualidad

Para el PSC “alianza” y “acuerdo” no sirven como sinónimos para describir la relación con el gobierno de Daniel Noboa

En el diccionario de la Real Academia Española (RAE), los términos “alianza” y “acuerdo” son sinónimos, pero para el Partido Social Cristiano (PSC) esos dos sustantivos son antónimos, y no pueden usarse indistintamente para describir la relación con el gobierno de Daniel Noboa.

En el Partido Social Cristiano (PSC) se desató un debate interno respecto a la interpretación periodística de que el partido de la lista 6 rompía la alianza con el gobierno tras declaraciones formuladas por el presidente nacional de la organización política, Alfredo Serrano. Él había dicho que “alianza con el gobierno es una mala palabra en el partido”, y además no puede haber alianza con quien traiciona la confianza llevándose dos asambleístas: Lucía Jaramillo y Guido Vargas.

Para el PSC alianza significa tener un plan de gobierno conjunto, participar en gobierno y ser responsable de las cosas buenas y malas, y acuerdo es un tema puntual para la gobernanza de la Asamblea Nacional y respaldar una agenda legislativa.

El tema fue parte de la reunión de la bancada del martes pasado, en la cual los legisladores pedían aclaraciones para estructurar un discurso uniforme y dejar claro que el PSC no es parte del gobierno de Daniel Noboa, que no tienen a nadie en el gobierno, tampoco han pedido favores y menos han recibido alguno y, por lo tanto, no tienen compromiso con el gobierno de bandera violeta.

Ante esta confusión de términos Henry Kronfle, presidente de la Asamblea Nacional, salió a aclarar las expresiones de Serrano.

Kronfle propició un conversatorio con la prensa para describir lo que significan los conceptos entre ser una alianza y ser un acuerdo por la gobernabilidad, y aseguró que hay muchas diferencias entre esos dos sustantivos y aclaró que “no es un juego de palabras”.

Para el presidente del Parlamento, una alianza puede ser correr, en el marco de una elección, en conjunto en la papeleta electoral como lo hizo el gobierno con las listas 4-35, y ocupar puestos en el gobierno, lo que no ha hecho el PSC. Tampoco ha habido unidad de votación del partido con el gobierno, y como ejemplo pone la reforma tributaria.

Entonces, explicó Kronfle, no es que se ha roto una alianza con el gobierno, porque una alianza con el gobierno no ha existido, lo que sí ha existido “es un acuerdo por la gobernabilidad en el marco de viabilizar en la Asamblea Nacional las iniciativas del gobierno que se consideren positivas para la gente, porque el acuerdo por la gobernabilidad tiene una alianza, y esa alianza es el pueblo ecuatoriano”.

Dicho “acuerdo por la gobernabilidad” del que habló Kronfle tenía como primer eje la designación del Consejo de Administración Legislativa, y presidencias y vicepresidencias de las comisiones especializadas.

Que en ese acuerdo por la gobernabilidad el punto principal era darle paso a las leyes económicas que el PSC creyera que son en beneficio del país y de la gente, nunca romper las líneas rojas que tienen los diferentes partidos políticos, no exigir que se rompan los principios de cada partido y jamás estuvo, añadió, ningún acuerdo por la impunidad.

Kronfle afirmó, finalmente, que las declaraciones del presidente del partido fueron sacadas de contexto.

Serrano reiteró a EL UNIVERSO que en el PSC existe profunda incomodidad y malestar porque el gobierno nacional se llevó dos asambleístas y no se llevó más porque no pudo persuadir a otros. “Confiar en el gobierno no confiamos, por estas acciones en contra de la bancada e incluso en las provincias se metieron con líderes del partido y se han llevado líderes también”, resalta.

El dirigente añade que “el gobierno no es condescendiente con nuestra actitud noble y patriótica que hemos tenido de respaldar las iniciativas del gobierno; hemos sido un aliado en las acciones que ha tenido el gobierno en la Asamblea; sin embargo, ellos han aprovechado esos momentos para llevársenos asambleístas, para molestar y meterse en nuestra bancada”.

Pero el dirigente de la lista 6 aclara que este accionar del gobierno no puede cambiar la posición de apoyar todo lo positivo que venga de donde venga.

El acuerdo de gobernabilidad tenía como objetivo estructurar la Asamblea y había una agenda parlamentaria, por lo tanto, la bancada exige que se cumpla la agenda establecida porque ahí constan los proyectos de iniciativa socialcristiana. “El acuerdo, mientras signifique estabilidad política en el país, mientras signifique cumplir una agenda parlamentaria, existe un acuerdo; pero confiar en el gobierno ya no confiamos”, insistió.

El representante de Santa Elena, Otto Vera, también aclaró que el acuerdo de gobernabilidad que se hizo al inicio de la gestión de la Asamblea fue para nombrar autoridades y cada uno tenía un espacio. Ahora se habla de una alianza cuando eso “nunca la tuvimos, porque la alianza es para el tema político en específico”.

En una alianza el PSC no estará con el gobierno porque “tampoco nos sentimos conformes sabiendo que somos un bloque que hemos trabajado a consecuencia por el país y apoyado los proyectos del presidente Daniel Noboa, y nos sentimos incómodos porque vemos que dos asambleístas nuestros ya no están en el bloque, se fueron al bloque oficialista”.

Vera comentó que no puede haber una alianza con el régimen porque no sienten que reciben un trato políticamente correcto.

El comportamiento del PSC será el mismo en la Asamblea: cuando el bloque no esté de acuerdo con algo que quebrante los conceptos que tiene el partido no tendrá el respaldo.

En definitiva para el legislador Vera, “alianza” y “acuerdo” no son sinónimos, pero aclaró que tampoco son enemigos del gobierno porque eso significaría oponerse a todo.

La próxima semana, toda la bancada y la dirigencia nacional del PSC tendrá una reunión presencial en Guayaquil para aclarar su posición frente al gobierno de Noboa. (I)

Por:  KCH