Opinión

‘Papá’ le cumplió promesa a su ‘líder’

Diana Ochoa

dkarina.19@hotmail.com

Ocho años transcurrieron desde el último partido de Aucas en la Serie A, cuando aquel  22 de Octubre de 2006, derrotó a Deportivo Cuenca por 1-0, resultado que no le sirvió y descendió a la serie B, en la que permaneció hasta el 31 de octubre de 2009, porque el vaivén del fútbol le deparaba otra sorpresa.

Ese año “Papá” goleó al Atlético Audaz por 4-0 y nuevamente, el depender de otros resultados “fue su pecado” ya que Rocafuerte le ganaba a Grecia en Chone por 1-2 y con esto los orientales bajaron a la segunda categoría del fútbol de Pichincha en donde jugarían hasta el 2012, año en el que retornaron a la serie B y desde ahí buscaron su regreso a la serie A, gesta que consiguieron el domingo pasado, cuando empatando a un gol contra Liga de Portoviejo en el estadio Olímpico Atahualpa sumó 81 puntos; convirtiéndolo en campeón de la serie B 2014, y por ende logrando el ascenso y retorno a la A, a dos fechas de concluir el campeonato.

En ese tiempo el ‘Ídolo del Pueblo’ vivía una situación igual o peor a la que atraviesan clubes como Deportivo Quito, El Nacional, Espoli o Deportivo Cuenca. Su gran mérito es que llegó alguien se siente los colores de este equipo

Esa persona es Ramiro Gordón, quien tras perder a su hija, Mónica, ingeniera comercial de 39 años y madre de dos niños, conocida por su liderazgo en el equipo de Aucas, a pesar de este dolor siguió al frente del equipo.

Él no tiene la misma fórmula caduca de otros dirigentes nuestro fútbol, supo suplir las salidas de jugadores importantes, la discordia entre los socios, entre otras cosas. Desde que él tomó al Aucas, prácticamente ha limpiado todas las deudas y su regreso a la primera división será fortalecido.

Pero ahora tendrán otra difícil tarea tanto el cuerpo técnico, dirigentes y jugadores.  En medio de la alegría que hay en Aucas  también se planifica el equipo 2015.  El técnico Juan Ramón Silva y la directiva oriental aún no se sientan a definir los jugadores que se quedarán de la base actual y las líneas donde se debe apuntalar.

De la nómina actual que han venido siendo titulares o ingresando a las variantes, son pocos los futbolistas que acumulan minutos en la Serie A del fútbol ecuatoriano. Los de mayor trajín son Omar Andrade y Miguel Ibarra. Ambos tienen contrato hasta diciembre de este año y no han renovado sus acuerdos.

El que más partidos ha jugado en Serie A es Miguel Ibarra. Ha vestido cuatro camisetas: Espoli, Universidad Católica, Barcelona y Deportivo Quito.

Y así este equipo que nació en 1945, por iniciativa de la Royal Dutch Shell, que por entonces buscaba petróleo en el oriente del país. Aucas era el apelativo que los trabajadores de la petrolera dieron a los nativos de la selva amazónica que, a punta de lanza, defendieron su territorio de la explotación petrolera, espera mantenerse en la primera división por muchos años.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor