Internacional

Papa Francisco instará a reconciliación en visita a Bosnia

En abril de 1997, en una visita a una devastada Sarajevo menos de dos años después del fin de la guerra, el entonces Papa Juan Pablo II instó a la reconciliación y al “valor del perdón”.

SARAJEVO. El Papa Francisco instará a una reconciliación duradera cuando visite Bosnia, un país que sigue fracturado étnica y religiosamente 20 años después del fin de una guerra civil.

En su visita de un día a Sarajevo, el Papa usará su influencia en un nuevo intento de la Unión Europea para generar un cambio en un país aún marcado por una guerra que dejó 100.000 muertos después de separarse de Yugoslavia.

En abril de 1997, en una visita a una devastada Sarajevo menos de dos años después del fin de la guerra, el entonces Papa Juan Pablo II instó a la reconciliación y al “valor del perdón”.
Pero 18 años más tarde, Bosnia sigue estando dividida políticamente en líneas étnicas y por detrás de sus pares de la ex Yugoslavia en el camino hacia la integración con Europa Occidental.

La visita de Francisco llega días después de que la UE puso en marcha un demorado acuerdo para mejorar los vínculos con Bosnia, un primer paso hacia una posible membresía al bloque y un intento por abordar frustraciones como la pobreza y la corrupción que estuvieron detrás del malestar civil en febrero de 2014.

Fikret Novalic, primer ministro de la Federación de Bosnia y Herzegovina -una de las dos entidades regionales junto con la República Serbia que conforman el país- dijo que la visita del Papa, combinada con el acuerdo de la UE, “podría ser parte de esta acción internacional sincronizada hacia Bosnia”.

“Bosnia vuelve a estar en el foco (…) y nos damos cuenta que esta es una oportunidad para unirnos al mundo moderno”, dijo Novalic sobre el acuerdo con la UE, vigente desde el 1 de junio, que destraba fondos a cambio de reformas políticas y económicas.

Se espera que decenas de miles de personas asistan a una misa al aire libre en el estadio Kosevo de Sarajevo. Un tallador de madera bosnio y musulmán devoto hizo la silla del Papa, ante el pedido de una parroquia católica.

En una reunión inter-religiosa, el Papa enfatizará el papel de las diferentes creencias para superar las divisiones.

Los católicos, que en su mayoría son de la etnia croata, representan cerca del 15 por ciento de la población bosnia de 3,8 millones de habitantes. (Reuters/ La Nación)