Actualidad

Papa Francisco dio misa multitudinaria en Guayaquil

Cerca del templete se encontraron las imágenes del Cristo del Consuelo y de la virgen María de Guayaquil.

GUAYAQUIL. Se entonaron  cánticos de entrada a la misa que ofició el papa Francisco y que está dedicada a la familia.

La primera lectura se dedicó al quinto mandamiento de la Ley de Dios: ‘Honrar a tú  padre y madre’, la segunda lectura, al respeto, amor y comprensión entre esposo y esposa; y la lectura del evangelio sobre Las bodas de Caná.

En el evangelio también se trató la unión en matrimonio de una pareja para formar la familia, en la que se aprende a compartir, a amar, a servir, a pedir perdón, a perdonar, “a construir una cultura de la vida compartida y del respeto a quienes nos rodean”, indicó el argentino

Francisco y los obispos, vestido de blanco y dorado, caminaron en procesión e ingresaron al templete para la celebración de la misa campal, cuya oración se dedicó a la familia. Además, el Monseñor Antonio Arregui, Arzobispo de Guayaquil, le dio las palabras de agradecimiento por su llegada a la ciudad y el Papa Francisco le entregó un Cáliz de obsequio.

Tras la misa, el Sumo Pontifíci fue trasladado para que almorzará en el colegio Javier de la Compañía de Jesús, que conoce bien desde sus tiempos en Buenos Aires y donde tiene un amigo que no ve desde hace 30 años, el jesuita español Francisco Cortes García, conocido como padre Paquito, de 91 años.

Luego de ese encuentro, el Papa retornará a Quito, donde ofrecerá una visita de cortesía al jefe de Estado, Rafael Correa, en el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, situado en el centro histórico, catalogado en 1978 como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. (AGS/ La Nación)