Opinión

PANDORA

Dr. Ernesto Vernaza Trujillo/ Guayaquil

Cuando Dios prohibió a Eva comer la fruta del árbol prohibido, estaba consciente de lo que se venía. ¡Le estaba hablando a una mujer!

A fin de seguir con la tradición bíblica de que todos los males provienen de una fémina, la mitología griega según la versión más común nos cuenta que Pandora fue responsable de abrir la caja dada por los dioses que contenía todos los males, liberando en el mundo las desgracias que aquejan a la humanidad. La muy bandida cerró el ánfora justo antes de que la esperanza saliera del cofre. Huelga decir que a Pandora también le pidieron que no abra la caja, pero al igual que su predecesora más pudo la desobediencia y la curiosidad.

Ahora están de moda los Pandora Papers.

Las personas vinculadas por los documentos secretos con activos en el extranjero incluyen a Shakira, Claudia Schiffer, Ringo Starr, Julio Iglesias, Vargas Llosa y 336 figuras políticas. Me hubiere gustado leerlo, pero desgraciadamente no aparece mi nombre.

Mucha gente ignora que 17 de las 20 jurisdicciones menos restrictivas del mundo para colocar fortunas y fideicomisos son los Estados Unidos de América, según un estudio del académico israelí Adam Hofri-Winogradow.

Tener dinero fuera del país donde uno vive, no hace a nadie sinvergüenza, ni pillo, ni delincuente progresista, lo único que cuenta es si el dinero se hizo en buena ley, sin provenir de fondos o cargos públicos, ni de negocios entre privados que hacía el delincuente del siglo 21.

Las utilizaciones de estas facilidades financieras no suponen necesariamente esconder fortunas mal habidas, por esta razón Lasso se sirvió de ellas, nadie puede decir que un solo dólar de los que tiene en el exterior es dinero sucio.

Para impedir que fuera candidato, Correa ordenó una ley con dedicación. Quien tenga bienes en paraísos fiscales no puede ocupar un cargo público.

A fin de terciar en las elecciones, Lasso con tiempo traspasó sus activos de manera que no consten a su nombre o no figuren en paraísos fiscales. Así, paso por un proceso de idoneidad en el Consejo Nacional Electoral e inscribir su candidatura fue legal.

Para que estos mentecatos asambleístas lo entiendan, pongo un símil. Actualmente tengo un vehículo en Panamá donde voy con frecuencia a ver a mis nietos, por ello y debido a esa mensa ley yo no puedo ser empleado público.

Estoy esperando – sentado- que Guillermo me nombre embajador en Panamá, entonces procederé a vender mis bienes para aceptar el cargo. A ver si se atreven a seguirme un juicio político.

De los 137 asambleístas que tenemos, no menos de 100 son delincuentes contumaces e ignorantes, para nuestra desgracia tienen amos que los manejan a distancia quienes han ordenado destituir a Guillermo Lasso.

Como la justicia y fiscalía tardarán en enviarlos a la cárcel, toca al presidente se les adelante mandándolos a su casa con la muerte cruzada.

Me encantaría este final feliz.