Actualidad

Pamela Martínez también gestionaba cargos en el sector público

La información que los peritos obtuvieron de los correos electrónicos de Laura Terán también evidencia una supuesta injerencia de su jefa, Pamela Martínez, para gestionar puestos de trabajo en el sector público. Según el expediente judicial del caso Sobornos 2012-2016, la exfuncionaria hizo de intermediaria de amigos, familiares y personas identificadas con Alianza País (AP).

Dentro de estos archivos aparecen al menos cinco carpetas que contienen solicitudes planteadas por Martínez o por su asistente. En los correos se adjuntan las hojas de vida de decenas de aspirantes a funcionarios públicos.

En los más de 400 documentos a los que este Diario tuvo acceso hay pedidos de empleo planteados por Martínez a la Notaría del cantón Buena Fe, a los ministerios de Trabajo, Turismo, Industrias, al Instituto de Seguridad Social (IESS), a la estatal Petroecuador, al Instituto Ecuatoriano de Contratación Pública, etc.

Esas solicitudes fueron remitidas a jefes de departamentos.

Entre los cargos a los que postularon los recomendados aparecen direcciones financieras, jefaturas de áreas, secretarías generales, asistentes de servicios, entre otros.

Martínez, por ejemplo, pidió al excandidato presidencial Iván Espinel, que en el 2013 se desempeñaba como funcionario del IESS, que contratara a una recomendada suya.

En otro correo, enviado a Petroecuador, pidió que a una de sus sobrinas la promuevan de asistente a Jefa de Comunicación, pues aseguró que ya ejecuta tareas de jefatura.

Martínez enfrenta acusaciones por asociación ilícita, cohecho y tráfico de influencias dentro del caso Sobornos.

Fuente: El Comercio