Opinión

Países empleando en sus cultivos la tecnología CRISPR

Ing. Agr. Pedro Álava González / U.S.A.

Hablemos de saltos tecnológicos aplicados al sector agropecuario, podría mencionar primeramente que el mismo escepticismo de utilizar fertilizantes que fue descubierto hace 100 años por 2 químicos alemanes (Fritz Haber y Carl Bosh) que encontraron la manera de utilizar el nitrógeno del aire para hacer amoniaco con lo que se hacen los fertilizantes indispensables para la alta producción de los cultivos,  hoy la tecnología CRISPR, está causando tormentas mentales en quienes deben urgentemente aceptar esta nueva realidad genética, para establecer una nueva política agropecuaria amarrada a los avances científicos y hacia una era moderna donde el uso de la biotecnología vegetal sea nuestro patrón de cambio en el Ecuador.

Al concluir 2022, debo mencionar algunos éxitos sobre el notable progreso en la edición de genes que se ha producido durante este año en otros países, quienes han hecho suya esta nueva herramienta moderna de producir mayores y mejores alimentos.

Seamos claros: esta lista no es de ninguna manera exhaustiva. Simplemente araña la superficie del nuevo mundo que esta innovación está haciendo posible. También presagia un futuro en el que la edición genética se convierte en un aspecto aún más importante de nuestro sistema alimentario, el medio ambiente y la salud pública.

Empresas como Acceligen están investigando métodos de edición genética que pueden utilizarse para hacer que el ganado sea más resistente al calor. Las consecuencias de este descubrimiento podrían tener profundos impactos en la seguridad alimentaria mundial, especialmente en el sur global, donde la ganadería se ve amenazada por el aumento de las temperaturas.

Fresas más Fuertes

Un tercio de todas las fresas cultivadas terminan en el bote de basura. Dos empresas estadounidenses de edición genética se han asociado para cambiar eso.

Utilizando la tecnología CRISPR-Cas9, los científicos de las empresas planean producir fresas que se mantengan frescas reforzando su código genético. CRISPR es análogo a un par de tijeras con las que los científicos pueden reorganizar los genes de un organismo para producir resultados deseables. Además de una vida útil más larga, las fresas editadas genéticamente pueden tener una temporada de crecimiento más flexible. Ambos rasgos harían que cultivar la baya favorita de Estados Unidos fuera un esfuerzo más ecológico. Imagínese fresas frescas cultivadas localmente en un frío día de octubre.

Jugando con nuestras tostadas

El primer ensayo europeo de cultivos de trigo editados genéticamente recibió luz verde el verano pasado. Es solo un ejemplo emocionante de cómo la edición genética puede mejorar la salud pública en general.

Estos son los conceptos básicos: Todo el trigo contiene asparagina, que se convierte en una sustancia química cancerígena cuando se hornean o tuestan alimentos que contienen trigo, como el pan. Usando CRISPR, los científicos pudieron «cortar» el gen que codifica la asparagina, lo que llevó a una reducción del 90% en el compuesto. Eso sí que es algo por lo que vale la pena partir el pan.

¿Está en el horizonte la producción natural de fertilizantes estimulada por las plantas? Según un artículo reciente de Genetic Engineering and Biotechnology News (GEN), ¡el arroz editado genéticamente podría ser la clave! granos de arroz junto a los tallos de las plantas de arroz

Investigadores de mi inolvidable universidad UC Davis han utilizado CRISPR para desarrollar una variedad de arroz que fomenta las interacciones entre las bacterias del suelo y las raíces de las plantas para mejorar la fijación biológica natural de nitrógeno, lo que disminuiría la dependencia de la aplicación externa de fertilizantes. Esta misma característica podría introducirse en otros cultivos en el futuro. Esta es una gran noticia para la producción agrícola sostenible, ¡y todo gracias al fitomejoramiento!

Según GEN, la innovadora variedad de arroz podría reducir la cantidad de fertilizantes nitrogenados necesarios para cultivar cereales, ahorrar a los agricultores estadounidenses miles de millones de dólares al año y beneficiar al medio ambiente al reducir la contaminación por nitrógeno. Ahora bien, que más necesitamos entender para dar un salto tecnológico en la política agropecuaria del país.

ECUADOR AGROPECUARIO

Es una lucha constante cuesta arriba contra la miseria rural el aferrarnos a métodos tradicionales y obsoletos para producir riqueza en el campo, son incontables sus malas cosechas y las variables que han afectado la economía del pequeño agricultor y campesino, pero entre ellos, sin lugar a dudas la calidad de nuestras semillas y material vegetativo de propagación es el mayor responsable de nuestro estancamiento en temas de productividad, seguir insistiendo en la multiplicación de campo, o en la micropropagación o la técnica de cultivo de tejidos, para multiplicar rápidamente plantas a partir de un pequeño número de células o tejidos llego a su fin, pues el vigor genético de las semillas no está en sus características fenotípicas sino genotípicas y para ello el método CRISPR es la tijera genética que eliminara los genes negativos y aditara los positivamente necesarios para obtener mejores rendimientos y mejor calidad nutritiva de nuestras cosechas.

Finalmente, sin menoscabar las buenas intenciones que poseen la mayoría de los gobiernos de enfrascarse en regalos de paquetes tecnológicos para tratar de sacar al sector agropecuario de la pobreza, (Campesinos y pequeños agricultores) con sus planes de apoyo y demás buenas intenciones, llego la hora de dar un salto tecnológico y pensar en el futuro del sector solo así las inversiones millonarias en sistemas de riego y vías de penetración para obtener cosechas con rendimientos limitantes, llego a su fin, es vital que busquemos a través de líneas de créditos que el BID posee para importar ciencia y tecnología a nuestro centro de investigación (INIAP) para cambiar nuestra matriz productiva cuanto antes y mejorar nutricionalmente hablando nuestra oferta alimentaria, así como la calidad de nuestros cultivos exportables, dicho esto, solo la máxima autoridad política (El ejecutivo) puede hacerlo y pasara a la historia como un verdadero hacedor de progreso a favor del agro ecuatoriano. Los otros nudos bloqueadores de la prosperidad como las necesidades de un fomento al crédito inclusivo tienen que ser parte inherente de este prime cambio y dejemos la interconexión de las cuencas hidrográficas como próximo objetivo, por un Mejor Ecuador.