Actualidad

Pablo Muentes regresó a La Roca tras ser atendido en dos hospitales de Guayaquil

El SNAI informó que Pablo Muentes fue dado de alta tras sufrir un problema de salud que requirió su traslado a dos hospitales en Guayaquil. Ahora está de vuelta en su celda en la cárcel La Roca.

Muentes acusado como el líder de la estructura criminal revelada en el caso Purga, inicialmente fue atendido en la misma prisión de máxima seguridad por el personal del Ministerio de Salud. Sin embargo, los médicos decidieron que debía ser atendido en el Hospital Guayaquil, también conocido como Abel Gilbert Pontón.

La irrupción inesperada de las fuerzas del orden tomó por sorpresa a varios pacientes y sus familiares en el centro de salud del suburbio del Puerto Principal. Sin embargo, los doctores de ese sanatorio resolvieron que Muentes debía ser atendido en el Hospital Naval de Guayaquil, localizado en el sur de la urbe, allí estuvo algunas horas, hasta que los doctores le dieron el alta.

En horas de la noche, bajo custodia de agentes del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) dela Policía Nacional, Grupo Especial de Acción Penitenciaria (GEAP) y Fuerzas Armadas, fue llevado de regreso a La Roca, donde se encuentra desde el 31 de marzo.

Mayra Salazar, quien fue procesada por el caso Metástasis, y de cuyo celular salieron los elementos suficientes para investigar al exasambleísta socialcristiano, y Fabiola Gallardo, expresidente de la Corte Provincial del Guayas, dijo que Muentes la contrató para manejar un troll center, y que le pagaba un sueldo para trabajar en la entidad judicial.

También aseveró que la disputa millonaria que Muentes le ganó a Banco del Pacífico lo hizo de manera fraudulenta, y que tenía bajo su control a actuales exvocales de la Judicatura, como Xavier Muñoz, Wilman Terán y Maribel Barreno. Estas acusaciones fueron rechazadas por Muentes el pasado 30 de abril. Dijo que su única relación con Mayra Salazar fue cuando la contrató para una corta campaña porque era “víctima de un ataque sistemático por parte de una entidad financiera”, en referencia al Banco del Pacífico.

El caso Purga consiste en la investigación del presunto cometimiento del delito de delincuencia organizada para favorecer intereses individuales e incluso del narcotráfico, todo en detrimento de los intereses del Estado.