Opinión

PABLO FLORES CUEVA, GENTE NUEVA EN PETROECUADOR

Antonio Aguirre Medina
antonioxaguirre@icloud.com

La empresa más grande del Estado fue manejada, por lo general, por personas sin escrúpulos que su única ambición era hacer grandes negocios, por lo general con intenciones contrarias a la moral y buenas costumbres, con escasa preparación académica y financiera para administrarla.

El actual Gerente General de la institución es el joven experimentado de cuarenta y cinco años MBA Pablo Flores Cueva con veinte años de experiencia profesional en Gerencia y Gestión de Empresas Energéticas y de la industria Extractiva, lideró proyectos en Estados Unidos, Canadá, Colombia, Brasil, Argentina, Perú, México y en nuestro país.

Con grado de Cum Laude obtuvo el MBA de la Universidad de Notre Dame, en el Estado de Indiana en U.S.A., además de otros títulos logrados con dedicación y esfuerzo a través de los años. Su amplia hoja de vida lo acredita como un ejecutivo de excelencia, que podría ejercer en cualquier parte del mundo.

Entre sus logros también es digno de mencionar que ha intervenido como negociador con comunidades en zonas de influencia de proyectos petroleros, destacándose en las operaciones a su cargo, por el cumplimiento de las regulaciones ambientales y sociales. Es un defensor de la transparencia y eficiencia en la gestión empresarial pública y privada.

Las anteriores autoridades de la Empresa Pública Petroecuador presentaron los balances, pero sin auditar, por qué la contabilidad tiene muchos errores al no haber valorado correctamente los activos, tampoco se aplicó la norma NIFF. Su principal compromiso es entregar los Estados Financieros correctos y auditados por una firma internacional hasta el mes de Marzo del 2020. Este es un paso necesario para cualquier información que requiera algún inversionista internacional.

Según se conoce por informaciones recibidas dignas de todo crédito que otras Empresas Públicas también estarían en similar situación y le toca a sus principales actuar de igual manera y salvarlas del colapso empresarial en que se encuentran .