Opinión

Oxy, crisis y demás

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

El último martes por fin se conoció el fallo a favor de la Oxy, que resolvió sancionar a nuestro país al pago de una multa de 1.062.000.000 dólares a través del Centro Internacional de Arreglos de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), ordenando al Estado ecuatoriano al pago de la multa antes nombrada.

Si bien es cierto, este fallo no es del agrado del Gobierno, pero si es cierto que el valor de la multa fue reconsiderada en condiciones favorables al país, es decir, la institución que antes fue rechazada por el Gobierno hoy no es tan mala como la pintaban, esperamos que la compañía beneficiaria acepte las fórmulas de pago que el Estado le propondrá. Cabe resaltar que en el Gobierno que decretó la terminación del contrato fueron funcionarios el actual Presidente de la República y el Procurador del Estado.

Sobre la crisis económica, todavía no aceptada, no se vislumbra ninguna actitud positiva del Gobierno para capear el temporal que se avecina y así como van las cosas, sin reglas establecidas claramente y con la voluntad de mantener a los “pipones de la meritocracia”, el sacrificio va a correr a cuenta de la empresa privada y consecuentemente del pueblo.

El ejemplo boliviano sería digno de imitarse, más que todo que su Presidente cuyo único título y experiencia es de “Master cocalero”, está dando cátedras de economía y democracia. Cito como ejemplo: Tener guardados unos “fonditos” de varias decenas de miles de millones de dólares, está a punto de eliminar el subsidio a los carburantes y lo más importante, es que su reelección la someterá a consulta popular.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.