Ciencia

Oxfam pide un “plan Marshall” de ayuda a los países afectados por el ébola

La tasa de pobreza en estos tres países era ya elevada antes de que se produjese el brote de la epidemia, con índices del 56 % en Sierra Leona, del 64 % en Liberia y del 40 % en Guinea.

La organización no gubernamental Oxfam hizo  un llamamiento para que se ponga en marcha un “plan Marshall” para ayudar a los tres países más afectados por el ébola en el oeste de África: Sierra Leona, Liberia y Guinea.

Oxfam, mediante un comunicado, indicó que la comunidad internacional “no puede titubear” ante esta estrategia de recuperación para “ayudar a promover un crecimiento inclusivo de las economías de estos países, como lo hizo en su respuesta a la crisis del virus del ébola”.

Para la organización no gubernamental, que tiene su sede central en Londres, el éxito se obtendría mediante tres aspectos: “ayuda económica inmediata para las familias afectadas, promoción del empleo, y financiación de servicios sociales básicos”.

“Un plan de recuperación con el generoso apoyo de los países ricos para impulsar las economías y ayudar a las personas afectadas a recuperar su vida”, pidió Oxfam en su comunicado, distribuido desde Senegal.

La directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima, ha puesto de manifiesto en el informe “la necesidad” de la gente afectada para lograr “dinero y trabajo”, además de acceso a los “servicios básicos sociales de calidad”.

Sin embargo, antes de esta crisis, Liberia y Sierra Leona eran dos de las economías africanas con un mayor crecimiento, con tasas por encima del 5 % en el caso de Liberia, y de un 11,3 % previsto en el de Sierra Leona.

Guinea tenía un crecimiento previsto para 2014, antes de la epidemia del Ébola, de un 4,5 % anual.

El ébola -cuyos primeros síntomas son fiebre, dolores musculares, cansancio y dolor de cabeza- ha causado la muerte de casi 8.500 personas en África occidental desde que el brote empezó hace un año.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que el número de infectados en Sierra Leona, Liberia y Guinea ha superado la cifra de 20.000. (Efe/ La Nación)