Opinión

Otto Ycaza un animador del básquet ball de entonces

Eduardo Bossano

elnegrobossano@yahoo.com

Esta nota la hago con el mayor de los respetos a quienes estuvieron involucrados en esta historia.

Guayaquil como toda urbe  ha tenido a lo largo de su vida personajes que hicieron historia en todos los episodios vividos por la gran ciudad, de quien les voy a comentar, no ha sido político ni nada menos, simplemente uno de los locos lindos de la ciudad que compartió su picardía criolla con la juventud de aquella época “ida y no volvida”.

Otro de los personajes de aquel Guayaquil es sin duda  Ottito Ycaza, un señor, relacionadísimo de la época, fue el primero en usar bermudas, siempre tuvo auto pero no le gustaba pasear por el centro, buscabas barrios alejados.  Me imagino que sigue teniendo la costumbre de que cuando va a la playa, sale en pantalón de baño de  casa y llega directamente a la arena…

¡Es! …, porque no se ha muerto, medio  gringo y medio nativo, fue criado  en los EE.UU y llegó a involucrarse en nuestro ambiente, con una pelota de básquet bajo el brazo, sigo sin saber quién le dijo que jugaba, pero en fin, tiene muchísimas anécdotas largas de contar, mas voy a comentarles una de las que han pasado al libro de los recuerdos de Guayaquil.

Hubo una época en que el básquetbol de la ciudad tuvo su apogeo, la época de Jiménez, de Lapentti el que fue perfecto del Guayas, Eduardo Alcívar dueño de la clínica que también marchó,  del Zurdo López, de Omar Quintana que se mordía la lengua, del Zurdo Martín Ycaza, el Flaco Valle, los Sandiford y de muchos, muchos otros grandes basquetbolistas de antaño que hasta la fecha no han podido ser reemplazados por las nuevas generaciones, jugadores que engrandecieron a equipos como Liga Deportiva, Ajae, Emelec y otros nombres que se me han borrado del disco duro, el coliseo Cerrado se llenaba de bote a bote a ver jugar a nuestras viejas figuras, nunca más se han repetido aquellos llenos que ponían eufóricos a los guayaquileños que asistíamos  a ver jugar a nuestras glorias de ese deporte.

Volviendo al detalle de este comentario….En el cambio de tiempo entraba en escena este personaje…..Otto Ycaza, salía a La cancha con sus bermudas y su pelota y daba inicio a un show aparte, se ponía a lanzar la bola y el público lo aplaudía si encestaba y pobre de él si no lo hacía, 5.000 personas lo chifleaban y lo botaban de la cancha.

Hacía dupla con Matute este era un muchacho con cara de loco, su familia tenía una tienda en los alrededores del coliseo Huancavilca y por ende creció viendo y jugando básquet.

Se turnaban, cuando no estaba Ottito, salía Matute a la cancha, y entonces el público le gritaba” Juega Otto”, llegó el momento que este par se juntaban en los intermedios de los partidos y hacían las delicias de quienes visitaban el Coliseo, Matute se debe de haber perdido en el tiempo.

Otto montó una próspera despensa en Urdesa, lo asaltaron más de una vez, cuando ibas a comprar cigarrillo, antes de venderte te hacía referencia lo mal que hacías en fumar y luego te cobrara la cajetilla.

Hoy se ha convertido en protector del medio ambiente y lo  ves en la ciudad reciclando en los centros comerciales, sin dejar su porte de señor y su tan sutil sentido del humor.

Uno de los personajes vigentes del Guayaquil no tan añejo, que son parte de Guayaquil y este Baúl de los Recuerdos.

Del Baúl de los Recuerdos by Eduardo Bossano M.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.