Opinión

Otro Panchanazo

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

El día miércoles 20 de los corrientes se reunió el Consejo de Seguridad convocado por el Gobernador Rolando Panchana,  en está reunión se decidió recomendar al Presidente de la República que la misa que oficiará el Papa Francisco no se realicé en el Santuario escogido por él, sino que la hagan en Parque Los Samanes,  sitio en que existen mayores seguridades.

La decisión de oficiar la misa fue una petición expresa del Papa Francisco ya que el Santuario de La Divina Misericordia coincide con su filosofía religiosa, para escoger el lugar vinieron emisarios de la Santa Sede que junto con las autoridades civiles y  eclesiásticas determinaron que el sitio si es apto para el desarrollo del gigantesco acto litúrgico que concentraran  por lo menos 1.500.000 personas.

Por qué en ese momento el Gobernador Panchana y las otras autoridades no se opusieron a la realización del acto en el lugar escogido por su santidad y sus asesores.

En este país que los rumores son el pan de cada día ya se está corriendo la bola de que el lugar escogido está invadido de una gran cantidad de culebras, que el lugar es inhóspito y no presenta las comodidades que el otro lugar si presenta.

La decisión de la visita del Papa a nuestra ciudad fue por su propia iniciativa sin que la presencia del Presidente de La República en el Vaticano haya tenido ninguna influencia en su decisión.  Esta información es deducida de las declaraciones de  algunos miembros de la comunidad cristiana.

Sería verdaderamente irresponsable que por exceso de figuración se  quiera cambiar el sitio ya escogido y en el que ya se están realizando los trabajos de adecuación y preparación para que el magno evento se realice con toda normalidad.

Existe la posibilidad de que debido al posible cambio por las recomendaciones  sugeridas al señor Presidente de la República por el Consejo de Seguridad en la provincia del Guayas,  los asesores de la Santa Sede  recomienden la suspensión de la visita pedida por el Papa a nuestra ciudad.

 Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor