Opinión

Otra vez se podrían reeditar los episodios de octubre del 2019

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

Al parecer la misma política del avestruz utilizada en el régimen de Moreno, tanto por la ex Ministra de Gobierno María P. Romo, así como por Oswaldo Jarrín ex Ministro de Defensa, y de minimizar los argumentos de los grupos sociales y políticos, que  provocaron el estallido social de octubre del 2019, con graves consecuencias para la economía, vandalismos y casi la caída del ex presidente, podría repetirse este primero de mayo, si desde ya, no actúan y se toman las medidas necesarias para apuntalar al régimen que se encuentra a punto de un desplome total…

Y está vez las mascarillas podrían servir para ocultar los rostros de los posibles agitadores, saboteadores, y anarquistas, que intentarán a toda costa, generar hechos y situaciones que obliguen al presidente Lasso, a renunciar o huir dejando el sillón presidencial, al acechó de buitres y hienas, que creen que el presidente es un cadáver político insepulto….

Es obvio que, para muchos, y éste es el principal talón de Aquiles del régimen, que la inseguridad, el manejo político y la comunicación, han sido temas pésimamente manejados y los últimos designados ministros del Interior, Gobierno y Defensa, en nada aportan a la estabilidad y sostenimiento de la democracia y del régimen…

Es ahora en que se tendrían que utilizar los medios de comunicación, las redes, el Tik Tok, para llamar urgentemente a los dirigentes y líderes sociales a un diálogo por la paz, la unidad, el orden, el bienestar y la seguridad de todos los ciudadanos, y no abrir más frentes como el propiciado por el Gobernador del Guayas con la alcaldesa de Guayaquil …

Desde ya se debería  convocar a la Fuerza Pública y de ser necesario convocar el «Estado de excepción» por previsión y para evitar un estado de conmoción interna,  cierre de  carreteras, daños y destrucción de  bienes públicos y privados, utilización de cualquier tipo de elementos que puedan causar lesiones, artefactos explosivos, armas, etcétera, es decir ejercer «CONTROLES» y protocolos rigurosos por parte de la Fuerza pública tanto en carreteras así como en los ingresos a Quito y principales entradas y arterias en las ciudades del país,  por dónde regularmente utilizan las organizaciones, trabajadores, maestros y ciudadanía en general, para sus marchas y convocatorias…

Desde ya se debería establecer un croquis, autorizando porqué vías se podrían desplazar las organizaciones celebrando el «día del trabajador» por lo menos en Quito la capital, garantizando el Gobierno la seguridad de los que van a marchar con la protección de la policía y las Fuerzas Armadas…

Hay un ambiente tenso, peligroso, huelo a traición, veo que muchas ratas abandonan el barco, hay hienas y carroñeros que se les caen las babas oliendo cadáveres y miembros gangrenados que se deberían extirpar, causar una cirugía profunda, aunque el necio y terco paciente se resista a aceptar, que ese es el único camino que le queda, si quiere sobrevivir o aceptar su muerte irreversible.

Actúa presidente Lasso, rectifica y convoca a quienes podrían todavía servirte de salvavidas, en esta tormenta perfecta en parte causada por tus propias indecisiones, equivocaciones, pésimo equipo de colaboradores, y en aceptar que, de política, negociación y manejo de crisis, análisis planificación y control de situaciones de crisis y escenarios de emergencia, pocos somos las personas adecuadas para actuar y hacer lo que se tiene que hacer.

Ojalá se puedan corregir y tomar decisiones a tiempo. Buena suerte presidente LASSO…

Semper Fi.