Opinión

OTRA VEZ A VOTAR

Henry Silva Viteri/Guayaquil

El 5 de febrero de 2023 se realizarán en nuestro país las elecciones seccionales para elegir nuevos prefectos, alcaldes, ediles y miembros de las juntas parroquiales, también se elegirán, por segunda vez, a los siete vocales principales y suplentes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social tan codiciado por los PSC (Pactadores Social Cristianos) y los delincuentes verdes flex, esto será el 14 de mayo teniendo así más oportunidad los corruptos de promoverse.

Estamos viviendo un momento en donde la moral, las buenas costumbres, la ética y el respeto han tocado fondo, como dice el tango Cambalache: “hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro (ladrón), generoso o estafador, ¡todo es igual! ¡nada es mejor! Lo mismo un burro que un profesor”.

El tango Cambalache fue publicado el año 1934 pero parece que fue hecho para nuestra época, es tal la descomposición moral de nuestra sociedad que da lo mismo ser ladrón que honrado o ser un burro que un educado, nuestra sociedad ha llegado a dar más valor a un empresario lavador de dinero, a un político corrupto millonario que vive en urbanizaciones exclusivas que a un profesional honrado o a un trabajador humilde que se raja trabajando.

Los partidos políticos son antros de corrupción y pactos, presentan candidatos carentes de valores, con apenas unos cuantos años de estudio, personajes que ya pasaron por la administración pública y han malversado fondos, de pobres diablos pasaron a ricos diablos, sin importarles los intereses del pueblo han dado rienda suelta a sus desmedidos afanes de riqueza y dispendiosa vida realizando actos que atentan contra la moral y las buenas costumbres.

Hay una cita que dice que el pueblo recibe lo que se merece y es lamentable ver que es cierto, nuestro pueblo está acostumbrado a la viveza criolla y el más vivo (sabido o “sapo”) es el mejor, por eso hemos tenido autoridades corruptas e incapaces que han mantenido a sus regiones y ciudades colapsadas, tenemos ejemplos de prefectos como: Paola Pabón y el exalcalde de Quito Jorge Yunda, aferrado al cargo como una garrapata y utilizando todas las artimañas legales que le dejó su patrón Mameluco Correa para no ser enjuiciado por actos de corrupción.

La provincia del Guayas y, Guayaquil, han tenido mala suerte con los personeros que ocupan los cargos de prefectos y alcaldes, tenemos los actos de corrupción cometidos durante la prefectura del señor Jimmy Jairala llena de negociados y compra de caballos pura sangre que fueron a parar a otros corrales y no a los de la prefectura, luego llegó Carlos Morales (+) comprometido en negociados durante la famosa pandemia del COVID 19.

En la alcaldía tenemos todavía la administración de la abogada Cynthia Viteri involucrada en negociados en los que aparentemente han participado su exesposo y su actual esposo, actos que comprometieron al país como el cierre del aeropuerto evitando el arribo de un vuelo humanitario durante la pandemia, irrespeto a la propiedad intelectual utilizando citas de autores ecuatorianos sin autorización, ha aumentado el daño ambiental no construyendo las plantas de tratamiento de agua y descuidando las que existen.

Tenemos como candidatos a la prefectura del Guayas tenemos algunos nombres, por el PSC está la actual prefecta Susana González y Cristina Reyes, la banda delincuencial verde flex tiene como posible candidata a la glosada Marcela Aguiñaga, el partido de Jairala todavía no tiene candidato.

La alcaldía de Guayaquil también es deseada por muchos avivatos entre los que están Jimmy Jairala que tiene unas ganas terribles de meter la mano en las arcas de Guayaquil; los PSC tienen dos opciones y son Cynthia Viteri y Nicolás Lapentti, pobre de nosotros. Un personaje nuevo que aspira llegar a la alcandía es Pedro Pablo Duart que durante su paso por la gobernación del Guayas desarrollo un buen trabajo y por la banda delincuencial verde flex están Pierina Correa y la bi-candidata Marcela Aguiñaga.

Febrero de 2023, fecha crítica para las provincias y cuidades del Ecuador cuando el pueblo, que no es la voz de Dios, elegirá una nueva autoridad, ojalá no se equivoque.