Ciencia

Órganos sin los que podemos vivir

Como todos sabemos, el apéndice no tiene una función importante, ni siquiera tiene una función que claramente podamos definir. Sólo sentimos su existencia, cuando tenemos que ser operados para extraerlo.

ESTADOS UNIDOS. Muchos de nosotros conocemos casos de cáncer de útero u ovarios. Está muy claro que tras una enfermedad en los órganos reproductivos, lo mejor es extraerlos, no suponen ninguna complicación para la persona, salvo en el caso de tratarse de una mujer en edad fértil, ya que no podrá ser madre tras ello.

Estómago e intestinos: Si nos dirigimos a la zona estomacal e intestinal ya no resulta todo tan fácil. Es cierto que es posible vivir sin estómago o sin una parte de los intestinos, pero es una vida un tanto complicada ya que se debe seguir un tratamiento de por vida.

Además, reduce en gran medida la clase de alimentos que pueden comer. Si lo extraído es el colón, la persona deberá llevar siempre consigo una bolsa externa pegada al cuerpo donde se depositan los desechos. A pesar de lo importante que es vivir con estos órganos, gracias a los avances de la ciencia ya es posible vivir sin ellos.

Riñón: Tenemos dos riñones y, gracias a eso, podemos vivir sin uno de ellos, aunque esto implica que el paciente tenga que tener mucha precaución con la comida y la bebida ya que un riñón no trabaja por los dos.

Bazo: El bazo se encarga de filtrar la sangre y ayuda no contraer infecciones.  Aunque se trata de una función muy importante,  no es vital. La persona que tenga que vivir sin bazo puede hacerlo, aunque deberá tomar las precauciones extra necesarias.

El cuerpo humano es considerado la mejor máquina que ha existido debido a su perfecta estructura, tanto externa como interna, y dentro de ella existen órganos de los que se pueden prescindir. (Internet/ La Nación)