Internacional

Organización mexicana Las Patronas ve “racista y triste” la postura de Trump

La trayectoria de este grupo solidario mexicano en la asistencia y defensa de los derechos fue reconocida en 2013 con el Premio Nacional de Derechos Humanos de México y es lo que les ha traído en esta ocasión a la capital española.

MADRID.  La portavoz del grupo mexicano de ayuda humanitaria “Las Patronas”, Norma Romero Vásquez, calificó hoy en Madrid de “racista y triste” al aspirante presidencial republicano Donald Trump por sus polémicas propuestas migratorias.

“No le conviene sacar a los migrantes” de Estados Unidos porque son los que asumen los trabajos con “sueldos raquíticos” que “los americanos no harían”, declaró en una entrevista con Efe en referencia al plan de Trump de frenar la inmigración y construir un muro en la frontera entre EE.UU. y México.

Mientras el candidato estadounidense ve en esa migración la llegada de “criminales” y “narcotraficantes”, ella habló de personas a las que la violencia de sus países y la falta de oportunidades “les empuja en busca de un trabajo y de una vida mejor”.

Romero vive a diario y, desde hace veinte años, el drama de los migrantes centroamericanos, que cruzan por Veracruz (sureste de México) rumbo a los EE.UU, y a los que su asociación les ofrece de forma desinteresada alojamiento, asistencia médica, comida y agua.

“Las Patronas”, formado por catorce mujeres y dos hombres voluntarios, recibe este nombre porque ayudan en la comunidad de La Patrona, en el municipio de Amatlán de los Reyes (Veracruz), ruta de paso del tren conocido como “La Bestia” o “Tren de la muerte”.

Un transporte de carga que los migrantes ven como una vía de escape y al que se lanzan desesperados cuando reduce su velocidad en determinados tramos del trayecto. Se colocan en su techo llegando a alcanzar, en ocasiones, las “800 personas” por tren.

“Es una máquina destructora que ha matado a miles y miles de inmigrantes en todo el país”, donde sufren mutilaciones y accidentes y donde son víctimas de las extorsiones, la trata de mujeres y los secuestros de las bandas del crimen organizado que les cobran “cien dólares por cada estación”, subrayó Romero.

De los migrantes que “Las Patronas” auxilian, bien lanzándoles bolsas de comida (arroz, frijoles, pan…) a los vagones, o desde el albergue que regentan en la zona, “el 80% vienen de Honduras, el 10% de Guatemala, el 5% de El Salvador y el 5% de Nicaragua”, explicó la portavoz.

La trayectoria de este grupo solidario mexicano en la asistencia y defensa de los derechos fue reconocida en 2013 con el Premio Nacional de Derechos Humanos de México y es lo que les ha traído en esta ocasión a la capital española, ya que es candidato al Premio Princesa de Asturias para la Concordia 2015, que se falla el próximo 2 de septiembre.

“Nosotros no queremos premios si no hay un cambio positivo en la situación de los migrantes”, aseguró en este sentido Romero, quien reiteró la necesidad de que se encuentre una solución para combatir esta tragedia. (Efe/ La Nación)