Opinión

ORACIÓN POR NUESTRO PAÍS

COLABORACIÓN DE Vita Wilson

Desde Clearwater-Florida Para La Nación de Guayaquil-Ecuador.

AUTOR ANÓNIMO.

 

 

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Génesis 12:2

Sé que Tú, mi Señor, eres Todopoderoso, por eso clamo a Ti con fervor, porque solo Tú, puedes ser capaz de revertir todo el mal que aqueja a mi país, sé que solo Tú puedes ablandar corazones, y darle luz a los que están ciegos de poder.

Que la corrupción caiga, que tu Justicia Divina pueda hacerse presente en cada una las personas que atentaron contra nuestra patria.

No permitas que este país se pierda, mi Señor, porque es cada vez más grande nuestra necesidad de Ti.

Siempre esperando tu voluntad Padre, dejo esta plegaria por mi país en tus manos, en el nombre de Jesús, Amén.

Si hay algo en este mundo que me llene de indignación es que un ser humano desprecie a otro ser humano por su condición económica, por su apariencia física o porque que se cree superior a otro.

Es la señal inequívoca de que este ser está en una vibración tan densa que con las justas alcanza a llamarse humano. Esta señal nos dice que es un ser sumamente egoísta, materialista, incapaz de sentir amor real, duro de corazón y de consciencia.

Aún no encontró ni saboreó lo que es Amor, en su más mínima expresión y le costará mucho dolor y esfuerzo salir de esa situación. Palabras como caridad, misericordia, amor propio, amor al semejante, no existen en su vocabulario.

Todos somos seres dignos y poseedores de esa parte de Amor que mueve el Cosmos. Nadie merece el menosprecio o el olvido. Recordemos que movemos energías sutiles que están interconectadas unas con otras y que en algún tiempo estas llegarán hasta nosotros (karma).

Ten cuidado de lo que siembras, pues eso mismo cosecharás.