Internacional

Opositor Carlos Mesa exige celebrar nuevas elecciones en Bolivia y pide dimisión del tribunal electoral

Las palabras de Mesa, tuvieron lugar un día después de que el líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, diera un ultimátum al actual presidente del país, Evo Morales, en el que daba 48 horas al mandatario para renunciar al cargo.

La Paz. El opositor y candidato a la presidencia de Bolivia, Carlos Mesa, pidió este domingo que se celebren de nuevo las elecciones en el país y exigió la dimisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE), según ha informado el diario local ‘El Deber’.

Las palabras de Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), tuvieron lugar un día después de que el líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, diera un ultimátum al actual presidente del país, Evo Morales, en el que daba 48 horas al mandatario para renunciar al cargo.

«Evo Morales tiene en sus manos la pacificación del país y la salida democrática a la crisis. Está llevando al país a una situación límite», manifestó Mesa.

El opositor se pronunció así en la localidad de La Paz sobre la situación que atraviesa el país. «No creíamos que hubiera otra salida sino la democracia. Todos somos parte de este proceso. Agradecemos a los más de 2 millones de votos que recibimos», manifestó.

«Valoramos también la lucha heroica de la ciudadanía movilizada durante 12 días en defensa de la democracia», señaló antes de sostener que «Evo Morales es un candidato ilegal e ilegítimo, que se postuló a la Presidencia a pesar de que la CPE se lo prohibía».

En este sentido, afirmó que «con todas esas circunstancias en contra nos enfrentamos en las elecciones de forma limpia, pero ellos ejecutaron un fraude, que ha encontrado resistencia en la sociedad boliviana y la comunidad internacional».

«Coincidimos con la mayoría del pueblo en que el mayor riesgo es la permanencia de Evo Morales en el poder. En consecuencia, planteamos que la forma democrática de lograr la salida de Morales es el voto popular. Creemos que la mejore solución es una nueva elección, administrada por un nuevo órgano electoral. Exigimos la renuncia de los miembros del Tribunal Supremo Electoral», concluyó.

Mesa, que tiene 66 años y gobernó Bolivia entre del 2003 al 2005, indicó que sus seguidores se mantendrán en las calles para protestar pacíficamente hasta lograr una solución a la crisis.

Morales, por su parte, aseguró que va a «pedir una reunión de emergencia con nuestros dirigentes sindicales nacionales (…) para planificar qué hacer» frente a lo dicho por Camacho.

Crisis. Evo Morales fue declarado ganador de los comicios por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con un 47,08% de los votos, mientras que su principal rival, Carlos Mesa, quedó en segundo lugar con un 36,51% de los sufragios.

La legislación electoral boliviana establece la victoria directa en primera vuelta del candidato que logre más del 40% de votos y diez puntos de ventaja frente a su rival, lo que daría la victoria directa a Morales sin necesidad de la segunda vuelta que exigen la oposición y organismos como la OEA.

Las alarmas saltaron durante la noche electoral cuando el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) se interrumpió durante más de 23 horas. Al reanudarse, se produjo un cambio a favor del oficialismo que muchos tildan de «inexplicable».

Autor:
Europa Press