Internacional

Oposición celebra su victoria en las elecciones de la provincia de Mendoza

 

Ambas fuerzas están aliadas de cara a las presidenciales de octubre, con Macri como el candidato opositor mejor posicionado.

BUENOS AIRES.  Una coalición opositora de conservadores y radicales celebró hoy el triunfo obtenido en las elecciones a gobernador en la provincia de Mendoza (oeste), uno de los distritos clave de Argentina, y consideró que puede ser un indicador de lo que sucederá en las presidenciales de octubre.

“Esto refleja lo que puede pasar a nivel nacional: modelos oficialistas desgastados y una construcción opositora potente que puede dar alternancia en el poder”, expresó el senador Ernesto Sanz, precandidato presidencial de la Unión Cívica Radical (UCR), en declaraciones a radio Mitre.

Los comicios por la Gobernación de Mendoza celebrados este domingo dieron como ganador, con el 46,43 % de los votos, a Alfredo Cornejo, el candidato postulado por la lista Frente Cambia Mendoza (FCM), que agrupa los intereses de los radicales y de los conservadores del Pro (Propuesta Republicana), de Mauricio Macri, también aspirante a la Presidencia argentina.

Ambas fuerzas están aliadas de cara a las presidenciales de octubre, con Macri como el candidato opositor mejor posicionado, según las encuestas, para disputarle la Presidencia al aspirante kirchnerista Daniel Scioli.

Con el 98,89 % de las mesas escrutadas en Mendoza, también el oficialista Frente para la Victoria -cuyo candidato, Adolfo Bermejo, quedó en segundo lugar con un 39,42 % de los votos- reconoció la victoria opositora pero minimizó el rol de la fuerza de Macri en el triunfo.

En palabras del jefe de Gabinete del Gobierno, Aníbal Fernández, durante su contacto diario con los medios, en Mendoza hubo “una excelente elección por parte de Cambia Mendoza, que es la suma del radicalismo y el partido de los demócratas mendocinos”.

En respuesta, el radical Ernesto Sanz recalcó hoy que “la estructura básica del acuerdo en Mendoza” es la misma que la de la alianza a nivel nacional entre la conservadora Pro y la UCR.

En el mismo sentido se había manifestado Mauricio Macri tras el triunfo mendocino, al asegurar que las fuerzas aliadas están alineadas para “armar una nueva mayoría en Argentina”.

Las elecciones provinciales se viven en Argentina como un test para medir el clima político del país, que en octubre será llamado a las urnas para decidir al sucesor de la presidenta, Cristina Fernández, quien no se postulará a ningún cargo electo tras concluir en diciembre los dos mandatos consecutivos que le permite la Constitución.

Este domingo también se celebraron elecciones a gobernador en la sureña provincia de Tierra del Fuego, donde con el 99 % de las mesas escrutadas resultó ganadora la candidata kirchnerista, Rosa Bertone, con 8 puntos de diferencia sobre el candidato de la alianza opositora Frente UnirTDF, Federico Sciurano.

Sin embargo, al no haber obtenido más del 50 % de los votos, habrá balotaje y hasta el próximo domingo se conocerá al ganador. (Efe/ La Nación)