Actualidad

Operativos de control se intensifican al interior de los centros de rehabilitación

Desde el 1 de enero de 2016, se han llevado a cabo un promedio de tres requisas diarias en los centros penitenciarios

QUITO. Con el objetivo de detectar posibles ingresos de sustancias sujetas a fiscalización y objetos prohibidos; además de prevenir hechos que atenten contra la seguridad, se ha llevado a cabo un total de 54 requisas programadas en distintos centros de rehabilitación social, como parte de la política pública instaurada desde el Gobierno nacional para transformar el sistema penitenciario.

Para ello, los operativos se efectúan en horarios indeterminados y dirigidos; pueden ser por celdas o pabellones, tanto en los centros con menos población, como en el caso de los CRS Regionales de Cotopaxi, Guayas y Azuay.

Además, en concordancia con los protocolos de seguridad establecidos desde la Cartera de Justicia, se organiza al personal, previo al análisis del lugar en el que se ejecuta el control y se delinean las estrategias que precautelen la integridad tanto de los Agentes de Seguridad Penitenciaria (ASP), miembros de la Policía Nacional y personas privadas de libertad.

Cabe recalcar que desde el pasado 1 de enero de 2016, se han llevado a cabo un promedio de tres requisas diarias en los centros penitenciarios. Este trabajo se complementa con el que realiza el personal de Inteligencia y se ejecuta en el marco y las garantías de los derechos fundamentales de las personas involucradas.

Adicionalmente, las revisiones son focalizadas en cada una de las celdas o distintos pabellones de los CRS, para su trabajo el personal hace uso de la central de monitoreo instalada a escala nacional, con cámaras y equipos especializados.

“El personal de esta área cumple una función en el ámbito preventivo y realiza labores de inteligencia. Su principal objetivo es investigar sobre temas relacionados al ámbito penitenciario, en el que se pueda ver afectada la seguridad; así como el descubrimiento de sustancias ilegales u objetos prohibidos”, manifestó el coronel Patricio del Pozo, jefe de la unidad de inteligencia del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, al destacar que a partir del año 2015, el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, creó la Unidad de Inteligencia Penitenciaria, con el firme propósito de consolidar su gestión y efectivizar las tareas en este ámbito. (VCV/La Nación)