Internacional

Ombudsman de 53 países firman en México un manifiesto para fortalecer DD.HH.

La Declaración Mérida lleva por nombre “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: ¿Qué papel tienen las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos?” y se firmó en el marco de la 12 Conferencia Internacional de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos.

MÉXICO. Defensores del pueblo de 53 países aprobaron por unanimidad un manifiesto para fortalecer la protección de los derechos humanos al cierre de una conferencia celebrada en Mérida, capital del suroriental estado mexicano de Yucatán, informó hoy la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México.

“Este manifiesto permitirá cumplir con perspectiva de derechos humanos la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible formulada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado mes de septiembre”, indicó un boletín de la CNDH.

La Declaración Mérida lleva por nombre “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: ¿Qué papel tienen las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos?” y se firmó en el marco de la 12 Conferencia Internacional de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, celebrada del 8 al 10 de octubre.

El ombudsman mexicano, Luis Raúl González, quien presidió los trabajos del encuentro, destacó “la coincidencia con sus homólogos de que los principios de los derechos humanos, así como la paz y la seguridad, se configuran como los ejes fundamentales para el desarrollo sostenible”.

En la última sesión de trabajo, afirmó que la Agenda 2030 constituye un marco de transformación “sin precedentes, aplicable a todos los países, que une las dimensiones ambiental, social y económica del desarrollo a fin de restablecer la armonía y el equilibrio de nuestro entorno”.

“Nuestro papel como instituciones nacionales de derechos humanos es servir de puente entre las partes interesadas en los procesos nacionales como las instituciones gubernamentales, oficinas nacionales de estadística, la sociedad civil, y particularmente a las personas en situación de mayor vulnerabilidad”, resaltó el comunicado.

Al cierre de la conferencia los 53 países acordaron responder mediante la realización de estudios e investigaciones las denuncias de violaciones de los derechos en el contexto del desarrollo y la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sustentables (ODS).

También en relación con la discriminación y la desigualdad estructural que puede erosionar la confianza entre el Estado y la sociedad, así como el progreso para lograr los objetivos de desarrollo, entre otros compromisos. (EFE/La Nación)