Opinión

Olores perpetuos

Claudio Campos

claudiocampos142@hotmail.com

@claudioncampos

Sábado 730hs, día y horario sagrado para iniciar la ceremonia de uno de los momentos que cuando más transcurre el tiempo se aferra intensamente a mis preferidos; no llego a comprender porque, pero así lo es. El clima reinante que en invierno es muy crudo no era impedimento alguno para salir de mi cama, cambiarme, lavarme los dientes y susurrar en el oído de mamá que me iba de paseo, a pesar de tener tan sólo 6 años de edad la responsabilidad y disciplina ya convivía conmigo.

Mami, me voy a casa de la abuela, a lo que ella siempre respondía, está bien, anda con cuidado siempre por la vereda y pásala bien. El recorrido era sinuoso, calles empedradas con bajadas y subidas, en invierno con mucho barro producto de las nevadas, entonces necesitaba atención constante para caminar lo más rápido posible esas 15 cuadras, a pesar de que en muchos casos me detenía a ver pájaros y otros animales que había en los baldíos contiguos.

En aquellos días mis abuelos no tenían teléfono por lo que simplemente espiaban por la ventana si ya me acercaba, intuyendo siempre que mi visita se había transformado en algo más más que un pacto, ya era un ritual. La vida nos regala imágenes que viven en nuestras retinas y con ayuda podemos volver a verlas, pero considero que los olores son el lazo que nos une perennemente con nuestra infancia y seres queridos.

Aquel aroma a café que se podía percibir desde el portón de la casa de mis abuelos maternos aún pasea en mis memorias generando sensaciones de paz y alegrías dándome la oportunidad de volver a vivir instantes que son eternos en mí. Gracias Roswen y Raúl por haberme enseñaron en algún sentido a valorar lo simple y cotidiano, con su ejemplo dejaron desinteresadamente una huella eterna mostrándome que la vida está llena de instantes y que cada uno puede tatuar en tus sentimientos marcas imborrables que te ayudarán por siempre a comprender que el único camino que debemos encontrar es el de intentar generar sonrisas y sensaciones, como las que ahora me han hecho sentir.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.