Actualidad

Ocho años de prisión para un primo de Correa

Con esta sentencia no concluye el Caso Cofiec. Se presume que existe otro delito como es el lavado de activos.

QUITO. La Justicia ecuatoriana condenó a ocho años de prisión a Pedro Delgado, expresidente del Banco Central y primo del presidente de Ecuador, Rafael Correa, por un delito de malversación de fondos públicos relativo a la concesión irregular de un crédito de $ 800.000 a un ciudadano argentino en 2011.

La Fiscalía General del Estado informó en Twitter de la condena impuesta a Delgado y a otros acusados en este caso, en el que la Corte Nacional de Justicia declaró el 15 de marzo culpables a cinco de los nueve procesados.

Ese día, al dar a conocer el fallo de culpabilidad, según la fiscalía, el tribunal quedó “sorprendido” de que se desembolsara con total “ligereza y rapidez” (18 días) un crédito de $800.000 por parte del Banco Cofiec, administrado por el Estado ecuatoriano a través del fideicomiso No Más Impunidad, al argentino Gastón Duzac.

“Creo que para la justicia ecuatoriana esta sentencia en Caso Cofiec es muy importante”, señaló el fiscal general, Galo Chiriboga, según un mensaje de la Fiscalía en su cuenta de Twitter, donde agregó que con esta sentencia no concluye el caso, pues “se presume que existe otro delito” de lavado de activos.

Las extradiciones de Pedro Delgado y de Gastón Duzac están solicitadas a Estados Unidos y a Argentina, respectivamente, desde noviembre de 2014.

Sobre Delgado pesaba ya una primera solicitud de extradición por “uso doloso de documento público”, una infracción supuestamente cometida al utilizar un título universitario falso para cursar una maestría en Costa Rica, lo que le permitió llegar a ocupar altos cargos del Estado.

En diciembre de 2012, Delgado renunció a sus funciones como administrador del fideicomiso No Más Impunidad y presidente del Banco Central tras haber admitido que usó de forma fraudulenta el título.

El ex alto funcionario perdió el respaldo del presidente Correa, quien le criticó por causar un “grave daño” a la “Revolución Ciudadana”, como se conoce al proyecto de su Gobierno. (Efe/La Nación)