Internacional

Obama pide a autoridades de Etiopía que den más espacio a prensa y oposición

La visita de Obama a Etiopía, la primera de un presidente electo de Estados Unidos, es la segunda y última etapa del viaje a África emprendido por el mandatario estadounidense.

ADIS ABEBA.  El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy al Gobierno etíope que ofrezca “más espacio a periodistas y a voces de la oposición”, ya que ello, al contrario de lo que pueda pensar, reforzará los avances logrados por el país en los últimos años.

En una rueda prensa conjunta con el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, Obama rechazó que ciertas organizaciones opositoras sean “grupos terroristas”, pues hasta el momento solo “hablan y hacen oposición”, pero no hay pruebas de que planeen derrocar al Gobierno.

Etiopía es uno de los países que ejerce mayor presión sobre los medios de comunicación y partidos opositores, un hecho denunciado por organizaciones como Human Rights Watch, que asegura que desde 2010 más de 60 periodistas etíopes han tenido que exiliarse por temor a la represión política.

Sin embargo, el presidente estadounidense insistió en que el Gobierno de Etiopía fue “elegido democráticamente” en las polémicas elecciones del pasado mes de mayo, en las que el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF) y sus aliados políticos lograron todos los escaños en disputa.

Obama señaló que su Gobierno quiere “profundizar en la protección de los derechos humanos” y que cree “en la promesa hecha por Etiopía” de que mejorará su relación con la prensa y la oposición, ya que así el país puede extender su liderazgo económico a otros aspectos relacionados con la gobernanza.

El presidente estadounidense se defendió de las críticas por su viaje a Etiopía y aseguró que su estrategia de acercamiento al Gobierno etíope es exactamente igual a la que utiliza en otros países, como China, ya que no sería justo “tratar a las grandes potencias de una forma y a los países pequeños de otra”.

Por su parte, el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, reconoció que su Gobierno necesita ayuda para “reforzar el proceso democratizador” iniciado por su partido hace ya más de dos décadas, y que está dispuesto a seguir su colaboración con Estados Unidos “a pesar de las diferencias” que mantienen en algunos asuntos.

Respecto a las constantes críticas por la represión contra los periodistas, Desalegn recordó que “la percepción exterior a veces no se corresponde la realidad”, aunque sí reconoció que Etiopía necesita “más y mejores periodistas” que no trabajen con grupos violentos y sean más “éticos”.

“Necesitamos periodistas jóvenes que ayuden al país a entender lo que está pasando y que nos ayuden a ver nuestras limitaciones y errores”, dijo Desalegn tras ensalzar el crecimiento económico y el desarrollo conseguido en los últimos años.

La visita de Obama a Etiopía, la primera de un presidente electo de Estados Unidos, es la segunda y última etapa del viaje a África emprendido por el mandatario estadounidense, que este fin de semana ha estado en Kenia, la tierra donde nació su padre.

Mañana pronunciará un esperado discurso en la sede de la Unión Africana (UA) en Adis Abeba después de haberse reunido con numerosos líderes africanos y regionales para tratar asuntos como la crisis de Sudán del Sur. (Efe/ La Nación)