Internacional

Obama felicita a Netanyahu

Obama confió que continuará las negociaciones para prevenir que Irán obtenga un arma nuclear y la importancia de un solución de dos estados (con Palestina), según su portavoz.

EE.UU. El presidente estadounidense, Barack Obama, felicitó hoy al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por la formación de un nuevo gobierno de coalición y le instó a seguir en “consultas” sobre asuntos de importancia en Oriente Medio.

En un comunicado, Obama felicitó al pueblo israelí y a Netanyahu, que ganó las elecciones del pasado marzo con un estrecho margen, por la formación de un gobierno de coalición que se le había resistido hasta el último segundo por la negativa del partido del exministro Exteriores Avigdor Lieberman a participar.

“El presidente Obama espera poder trabajar con el primer ministro Netanyahu y su nuevo gobierno. Como ha enfatizado el presidente, Estados Unidos considera de gran importancia la cooperación militar, de inteligencia y de seguridad con Israel”, indicó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en el comunicado.

Las relaciones entre Obama y Netanyahu se han tensado desde que en marzo pasado el primer ministro israelí realizó una visita a Washington, no pactada con la Casa Blanca, para hablar en el Congreso, donde criticó abiertamente las negociaciones lideradas por Washington con Iran sobre su programa nuclear.

Obama confió hoy en “seguir en consultas (con Israel) en un amplio abanico de asuntos regionales, incluyendo las negociaciones para prevenir que Irán obtenga un arma nuclear y la importancia de un solución de dos estados (con Palestina)”, según su portavoz.

Netanyahu ha insistido en que las conversaciones de Estados Unidos, los otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania con Irán para garantizar el uso pacífico de la tecnología nuclear del régimen de los ayatolá llevan a un mal acuerdo y amenazan la existencia de Israel.

Si las negociaciones se cierran con éxito a finales de junio, Irán podrá mantener, con limitaciones e inspecciones, su programa nuclear y además se librará de las sanciones internacionales que atenazan su economía.

La inesperada victoria por la mínima de Netanyahu y el Likud ha obligado a la Casa Blanca a atemperar sus críticas contra el líder israelí, quien durante la campaña llegó a negar la posibilidad de la convivencia del Estado Israelí con un Estado Palestino. (Efe/La Nación)