Internacional

Obama asistirá el 8 de octubre a la gala anual de los congresistas hispanos

Se calcula que unos 55 millones de personas conforman en EE.UU. la comunidad latina, que acogió con entusiasmo a finales del año pasado las medidas ejecutivas anunciadas por Obama.

WASHINGTON. El presidente de EE.UU., Barack Obama, asistirá el próximo 8 de octubre a la gala anual del Instituto del Caucus Hispano del Congreso (CHCI), según anunciaron los organizadores.
La presencia de Obama en esa gala “refleja su continuo compromiso con la comunidad latina”, destacó en un comunicado la legisladora Linda Sánchez al anunciar la asistencia del mandatario a la edición número 38 del evento.

Sánchez destacó que será la sexta vez que Obama participe como presidente en esta gala, a la que también acudió en 2008 cuando era aspirante a la Casa Blanca.
La ceremonia anual del CHCI, que congrega a celebridades y líderes políticos de la comunidad hispana, forma parte de las celebraciones del Mes de la Herencia Hispana en el país y, como es habitual, tendrá lugar en el Centro de Convenciones de Washington.

La edición de este año estará conducida por la actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez y serán galardonados con los premios a la excelencia Anthony Muñoz, miembro del Salón de la Fama de la NFL, y Sonia Gutiérrez, promotora de la educación.

Se calcula que unos 55 millones de personas conforman en EE.UU. la comunidad latina, que acogió con entusiasmo a finales del año pasado las medidas ejecutivas anunciadas por Obama para regularizar temporalmente a unos cinco millones de inmigrantes indocumentados.

Esas medidas fueron suspendidas por un juez federal del estado de Texas en febrero y el caso está ahora en manos del Tribunal de Apelaciones del Circuito Quinto, con sede en Nueva Orleans, uno de los más conservadores del país y que debe fallar sobre su legalidad.

Durante el mandato de Obama, activistas y líderes hispanos han denunciado el alto número de deportaciones de indocumentados y, en los últimos tiempos, las críticas se han centrado en denunciar las condiciones de los centros de detención que acogen a familias y menores que han cruzado ilegalmente la frontera. (Efe/La Nación)